Un tour tras los pasos de Santa Teresa, a 500 años de su nacimiento

Para celebrar los cinco siglos del nacimiento de Santa Teresa de Ávila, un programa turístico por 17 ciudades significativas en la historia de una rebelde sin fisuras. Fotos.

“Seguir las huellas de Teresa nos conduce siempre a Jesús”, dijo este año el papa Francisco. Cierto, pero el trazado que uno elija podrá despertar distintas pasiones: desde religiosas, lógico, hasta históricas, culturales y gastronómicas. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Con quién ir: ,

Ideal para: ,

Por Alejandro Bellotti (Diario PERFIL)

El amanecer se presenta espléndido. Evaporados los grises, manchones ocres se amontonan en la atmósfera para teñir el contorno de la gran muralla: un cordón de 2.500 metros que abraza la ciudad. Ávila ostenta una población de 80 mil habitantes, y sin embargo late con un pulso aldeano.

Los primeros en lanzarse a la ciudad son los turistas, tironeados por los guías que repasan el inventario: la muralla -dijimos-, de estilo románico, construida en el siglo XI y que aún permanece intacta; el barrio judío; el Palacio de los Deanes; el Torreón de los Guzmanes; y, claro, todo lo relacionado con los dos grandes místicos del siglo XVI: San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús.

Ávila, hay que decirlo, es la ciudad teresiana por antonomasia. Allí vivió su infancia y su juventud. Es allí donde se encuentran la iglesia y el convento de Santa Teresa; la iglesia de San Juan Bautista, donde recibió la comunión. También el Monasterio de la Encarnación, donde permaneció una larga estancia, y el Monasterio de San José, la primera de las 17 fundaciones que protagonizó en veinte años de febril peregrinaje. No es casual entonces que el viaje que propone celebrar los 500 años del nacimiento de la santa bajo el lema “Huellas de Teresa”.

Casa natal. La iglesia y el convento fueron erigidos sobre la casa natal de la Santa en Ávila. Se trata de un gran complejo museístico que encarna lo típico de la arquitectura religiosa española. el barroco carmelitano se ofrece al visitante: la nave central y cuatro capillas laterales por lado; la imagen de Teresa, de mármol, descansa en el retablo mayor al igual que otras figuras calibradas por la artesanía alquímica de Gregorio Fernández (siglo XVII), el gran escultor español.

El recorrido se completa con la visita al Centro de Interpretación de la Mística (en la Puerta de la Santa de la muralla), y los Cuatro Postes, donde Teresa jugaba con su hermano Rodrigo cuando niños (desde allí se consigue una vista inmejorable de la ciudad).

Pero Santa Teresa es más que un referente de abnegación cristiana a nivel global (¡hasta participa en un capítulo de “Los Simpson”!). Fue, por sobre todo, una figura que subvirtió el orden establecido. Una rebelde que en tiempos donde el solo hecho de ser mujer implicaba marginación, enfrentó a los poderosos. No sólo se instruyó en lecturas canónicas, sino que escribió, y en cantidad.

Dan cuenta de ello las crónicas y los diarios que engordó durante los 50 mil kilómetros que caminó, y que nos permiten hoy reconstruir su historia. No por casualidad la Universidad de Salamanca le otorgó un Premio Honoris Causa en 1922, cuando era vicerrector Miguel de Unamuno.

Tesoros. La ebullición del estudiantado reverbera en las calles de Salamanca con salvajismo atronador. Son decenas, ¡cientos!, los jóvenes egresados lanzados al descontrol mundano cada vez que nace algún festejo nocturno. Por suerte, de día la paz regresa a Salamanca y entonces sí podemos disfrutar de la Catedral, escultural, majestuosa hasta en sus últimos detalles; la Plaza Mayor y el convento de San Esteban, donde Teresa acudía para confesarse (todavía se preserva el confesionario original) y la casa de Santa Teresa, la sede de su séptima fundación.

Seguir las huellas de Teresa nos conduce siempre a Jesús”, dijo este año el papa Francisco. Cierto, pero el trazado que uno elija podrá despertar distintas pasiones: desde religiosas, lógico, hasta históricas, culturales y gastronómicas. La programación dispuesta (www.huellasdeteresa.com) reafirma el espíritu libre de itinerario. en cualquier caso, todas y cada una de las 17 ciudades de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Murcia en las que Teresa dejó su impronta exudan un atractivo más allá del religioso. Sitios como Burgos, Palencia, Soria, Medina del Campo, Alba de Tormes y Segovia imprimirán en el visitante recuerdos imborrables y, por qué no, místicos.

GALERÍA DE FOTOS

Un comentario en “Un tour tras los pasos de Santa Teresa, a 500 años de su nacimiento

  1. En la iglesia de San Juan Bautista de Ávila fue bautizada Teresa de Cepeda el día 4 de abril de 1515 y también es de suponer que recibiera la primera comunión

Deja un comentario