Acunada por volcanes, la vieja capital se disfruta con un cafecito en las plantaciones, sobrevolando la selva en tirolesa y admirando las piezas mayas.

Volver a la nota: 36 horas en Antigua, línea de fuego del Pacífico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − 3 =