CONSEJOS DE VIAJE / TERAPIA FLORAL

Flores que ayudan a la hora de viajar

Las esencias de Bach, Bush y Sirio son algunas de las alternativas para contrarrestar mareos, náuseas, jet lag, miedo a volar, calambres y problemas circulatorios.

El médico Edward Bach catalogó en Gales, su país natal, 38 flores que actúan como remedios emocionales. Foto: Shutterstock / Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Por Analía Melgar (Diario PERFIL)

Lo que el médico inglés Edward Bach (1886-1936) desarrolló a comienzos del siglo XX puede aplicarse en el siglo XXI, y en particular para quienes viajan. Las esencias florales no son perfumes sino un kit de salud. No tienen un aval médico unánime, pero se sabe que no son perjudiciales: pueden tomarlas niños, ancianos, embarazadas, personas medicadas y hasta mascotas en tránsito. Ante los efectos de las horas de avión, la angustia por estar lejos de casa, el agotamiento en un tour frenético o el desafío físico, ¿por qué no probarlas?

La terapeuta floral Verónica Martínez explica: “El punto de partida es que somos energía; las enfermedades no son materiales en su origen, sino que surgen de un desequilibrio energético, y las flores, la expresión más acabada de las plantas en la lucha por la supervivencia, actúan vibracionalmente. Las terapias florales son sistemas de sanación natural que equilibran estados emocionales, mentales, espirituales y físicos del ser, generando bienestar“.

Sobre la doctrina del doctor Bach, a partir de los años 70 comenzaron a difundirse otros sistemas como las flores de California, las flores de Bush (de origen australiano) o los elixires florales de Sirio (en la Argentina). En una entrevista, el terapeuta floral, si bien no es médico ni psicólogo, puede realizar el mejor diagnóstico y crear una fórmula personalizada, ajustada a cada consultante en cada momento particular. No obstante, ciertas combinaciones trabajan de manera homogénea sobre todas las personas.

Entre las combinaciones que funcionan en forma general, el preparado Travel Essence es beneficioso para malestares producidos por viajes: jet lag, efecto vibratorio de los aviones, electricidad estática, calambres, problemas de circulación o alteración del sueño. Rescue Remedy tiene un efecto tranquilizador y estabilizador general del organismo. Para náuseas y mareos (en auto o en barco): Scleranthus. Su aparece el miedo: Mimulus. Problemas digestivos: Paw Paw y Crowea. Cansacio después de mucho paseo: Aloe Vera y Olive. La web del Centro Bach de Inglaterra se lee en español y, además, como es un sistema de autocuración, facilita el camino para que cada quien encuentre sus flores y su dosis.

Los preparados de las terapias florales están hechos, con las flores elegidas, sobre una base de agua mineral, con unas gotas de coñac como conservante. Se toman del gotero o diluidas en un vaso de agua o infusión. Al respecto, Martínez agrega un dato importante: “En los viajes en avión, se puede llevar los goteros de 30 mililitros con la fórmula floral en el bolso de mano, dentro de una bolsa de plástico transparente con sistema de cierre zip, ya que en los aeropuertos permiten envases individuales de hasta 100 mililitros“. El terapeuta suele entregarlo en la consulta. También hay farmacias homeopáticas que los preparan.

Deja un comentario