Italia impulsa el “Bagna Cauda Day”

La ciudad piamontesa de Asti busca proclamar a este plato como Patrimonio de la Humanidad. Festejos en todas partes del mundo.

Foto: Pixabay [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para:

Ciento ocho restaurantes en Italia y el resto del mundo, desde Nueva York a Japón, por un total de más de 12.800 cubiertos, celebrarán del 20 al 22 de noviembre la “bagna cauda”, uno de los platos más representativos de la gastronomía del Piemonte (noroeste de Italia). El “bagna cauda day” comienza en Asti, ciudad piamontesa que es también la patria del Asti, un célebre vino dulce y espumante.

Los organizadores agregaron a la iniciativa un toque de ironía, debido a que la especialidad gastronómica -a base de anchoas, pimientos y ajo- no favorece particularmente un aliento perfumado. Durante los tres días, en efecto, se distribuirán en Italia “kits post bagna cauda”, a base de magnesia, un dentífrico llamado “bésame de inmediato”, chocolates de autor, baberos y globos, informó la agencia Ansa.

También habrá un concurso en Instagram, bajo el hashtag #baciamisubito (bésame de inmediato), en ocasión de otras dos iniciativas simultáneas dedicadas a los besos de medianoche y al cine. “Quisiéramos situar a la bagna cauda como patrimonio de la humanidad, como la pizza -dijo Sergio Miravalle, uno de los organizadores del evento- y para ello estamos colaborando con la Universidad del Gusto de Pollenzo“, una universidad gastronómica que funciona en el norte de Italia.

Como ocurre con la fondue o la raclette en otras regiones de Europa, la bagna cauda es un plato de clima frío que consiste más en un rito de reunión y amistoso compartir que en una mera comida. El típico recipiente de terracota donde se realiza, y del que se sirven todos los comensales, se llama en lengua piamontesa “dián” o “fojót”. Tradicionalmente es típico del período de vendimia y se consume en otoño e invierno.

Aunque la receta puede variar de casa en casa, nunca debe faltar la base de aceite extravirgen de oliva, anchoas y ajo, reducido a una salsa tras una larga y lenta cocción. Algunas versiones incluyen manteca, crema, nueces o leche para incorporar a la salsa, en la que se sumergen verduras de estación crudas o cocidas (cardos, cebollas, pimientos, hojas de repollo, coliflor, remolachas, papas y muchas más).

Deja un comentario