ESTADOS UNIDOS

La vertiginosa Las Vegas apuesta por la renovación de votos

Ochenta mil parejas solían casarse en Las Vegas, pero los enlaces están en retirada. El estado va entonces por la renovación de votos.

Más de 80 mil parejas solicitan cada año la licencia de matrimonio en Las Vegas. Cuatro de cada cinco provienen de fuera de la ciudad y aportan al sector turístico unos 2 mil millones de dólares. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

VALERIE HAMILTON*
Johnny Baltazar tenía muy claro qué regalarle a su mujer para su decimoctavo aniversario de casados: ¡otra boda! Y sabía exactamente dónde quería que fuera: en Las Vegas, la autoproclamada “capital mundial de los enlaces matrimoniales”.

Recientemente, Baltazar sorprendió a su esposa, Perla Macedo, con un viaje relámpago desde su casa de Toluca, en México, hasta la “ciudad del pecado” estadounidense y, una vez allí, a la capilla Viva Las Vegas.

Pagó unos 600 dólares por una ceremonia de 15 minutos llevada a cabo en español por un imitador de Elvis enfundado en un traje de lentejuelas, que interpretó I Can’t Help Falling in Love with You mientras él llevaba a su mujer al altar.

Más de 80 mil parejas solicitan cada año la licencia de matrimonio en Las Vegas. Cuatro de cada cinco provienen de fuera de la ciudad y aportan al sector turístico unos 2 mil millones de dólares, señala la portavoz del condado de Clark, Lynn Goya. Pero la cantidad de matrimonios desciende en todo el mundo y Las Vegas se ve afectada.

Según Goya, la caída es de más de un tercio en sólo diez años. Por eso, el condado quiere reavivar el negocio de las bodas. De los 42 millones de visitantes anuales que recibe la ciudad, la mayoría ya están casados. Ron DeCar, dueño de Viva Las Vegas, calcula que la mitad de las 4.500 ceremonias que alberga cada año su capilla son de “renovación de votos”.

Como las parejas ya están casadas, no necesitan licencia y el negocio se reinventa con promesas de amor volando en helicóptero, en un casino, sobre una moto, o con ceremonias oficiadas por imitadores de Elvis Presley, entre otros. Además, los hoteles temáticos que emulan la Torre Eiffel, el edificio Chrysler o los canales de Venecia suman “glamour”.

Las parejas gastan un promedio de US$ 31 mil en sus bodas. Pero el paquete básico incluye maestro de ceremonias, fotógrafo y ramo de novia a partir de US$ 199. Los trajes se alquilan por todas partes y las oficinas del condado emiten licencias hasta la medianoche, los siete días de la semana.

En el imaginario popular, Las Vegas es el lugar donde “te emborrachas, te casas y te levantas al día siguiente preguntándote ‘¡¿qué hice?!’”. Así ocurrió con Britney Spears, que en 2004 sólo estuvo casada 55 horas. Sin embargo, parece que eso fue un incentivo. Según las autoridades, ese año se casaron 8 mil parejas más que en 2003.

Deja un comentario