VIAJEROS

La economista argentina que dejó todo para recorrer el mundo en moto

De la economía en una empresa multinacional a recorrer el planeta en vivo y en directo. Una argentina viaja en moto desde 2013.

Cansada de su rutina diaria entre cuatro paredes y con luz “artificial”, renunció a su empleo en una empresa multinacional para ir detrás de sus sueños: viajar sola en moto por todo el mundo y sin fecha de regreso. Fotos: Gentileza Guadalupe Araoz [ Ver fotogalería ]

Ficha

Por Cynthia De Simone (Diario PERFIL)

“Buenos vientos”, repite Guadalupe Aráoz casi como un mantra, cada vez que sale a la ruta. No está sola, la acompaña Sami –su moto–, una Honda 125 XRL, a la que bautizó con ese nombre porque significa “afortunada y venturosa” en quechua. Como buena motociclista, esta porteña de 33 años conoce muy bien lo que es la fuerza y el poder de la energía eólica. Hace tres años, Guadalupe dio un volantazo en su vida de licenciada en Ciencias Económicas. Cansada de su rutina diaria entre cuatro paredes y con luz “artificial”, renunció a su empleo en una empresa multinacional para ir detrás de sus sueños: viajar sola en moto por todo el mundo y sin fecha de regreso.

Cuando estaba en la oficina era una persona negativa. Trabajaba once meses por año esperando mis tres semanas de vacaciones. Al volver sólo pensaba: once meses más y salgo de nuevo”. En abril de 2013, cargó su mochila, la cámara y la computadora, y partió rumbo a Asia. Antes, juntó coraje y se despidió de Catalina, su gatita siamesa de un año. No sería un adiós, sino un “hasta pronto” –le prometió–, y para ello creó el blog Hastaprontocatalina.com, donde relata sus travesías y vivencias como motoquera.

Ya en continente asiático y aún sin vehículo propio, hizo zigzag por China, Tailandia y Malasia en transporte público y también “a dedo”, hasta que en Indonesia se quebró un pie y pasó treinta días enyesada. Mientras, aprendió a conducir una moto automática de una amiga. Y pensó: “No es tan difícil” y siguió con motos alquiladas. Pronto le tomó el “gustito” a ese modo de desplazamiento “libre” y “económico”. El trayecto continuó por la isla de Bali, Borneo, Hong Kong y Vietnam hasta que,en 2014, tuvo un accidente en Camboya que incluyó cirugía, por fractura de clavícula.

Era un camino de ripio muy peligroso. Manejaba a 40 kilómetros por hora con una luz muy corta. De golpe, en el medio del camino, apareció un cartel, intenté esquivarlo, pero me lo tragué. Y volé”. De allí, avión directo a Buenos Aires en compañía de un enfermero. Tras unos meses de rehabilitación, la aventurera retomó su sueño: “Elegí un continente, tracé una ruta y conseguí sponsors para financiar gastos de nafta y el mantenimiento del blog”. En febrero de 2015, ya recuperada, se subió a Sami –su propia moto– y emprendió el proyecto Latinoamérica en Dos Ruedas, en el que, a través de su blog, informa sobre los destinos y reflexiona sobre el motociclismo responsable.

Actualmente en Cali, Colombia, ya visitó Ushuaia, cruzó a Chile y subió por la Ruta 40 hasta Jujuy. Estuvo en Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia, Perú y Ecuador. Su meta es llegar a Estados Unidos en dos años. “Cuando termine, quiero continuar por Europa y demás continentes”, asegura con entusiasmo. En ruta, cada tanto se levanta la visera porque “me encanta sentir el viento en la cara, es un olor agradable y un estado de felicidad absoluta que me eriza la piel. Como si dijera: ‘Estoy acá y esto me está pasando’”. Hacia el final de la entrevista, Sami ruge con fuerza. Se levanta una brisa leve. Guadalupe sonríe, guiña un ojo y se convence: “Buenos vientos”.

Un comentario en “La economista argentina que dejó todo para recorrer el mundo en moto

  1. max | 19/02/2016 | 17:21

    Uh, que genialidad, antes ed ecian vagabundear, copado!!

Deja un comentario