El Tren a las Nubes tendrá nuevos recorridos

En la Provincia de Salta, es uno de los tres ferrocarriles más altos del mundo porque circula entre las montañas de la Cordillera de los Andes.

El tren es uno de los mitos de los ferrocarriles del mundo, una sucesión de hazañas y récords de la ingeniería que toca los 4.200 metros en su recorrido hacia el Viaducto La Polvorilla, allí donde la desolada región de la Puna convive con las nubes. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: , ,

Cuándo ir:

Ideal para:

El Tren a las Nubes, que circula a lo largo de vías vertiginosas a miles de metros de altura, en la provincia argentina de Salta, en el extremo norte del país, modificará este año su recorrido para incorporar un circuito terrestre que permitirá mayor contacto con las comunidades locales.

El tren es uno de los mitos de los ferrocarriles del mundo, una sucesión de hazañas y récords de la ingeniería que toca los 4.200 metros en su recorrido hacia el Viaducto La Polvorilla, allí donde la desolada región de la Puna convive con las nubes.

Se trata de uno de los tres ferrocarriles más altos del mundo, que circula entre las montañas de la Cordillera de los Andes gracias a una serie de rulos, viaductos, túneles y puentes diseñados por el ingeniero estadounidense Richard Maury en lugar de la habitual cremallera utilizada en los trenes de altura.

Este año, el recorrido tradicional del Tren a las Nubes combinará trayectos terrestres y ferroviarios, que permitirán a los pasajeros -en su mayoría visitantes llegados de todo el mundo para admirar este lugar extremo del norte argentino- tener mayor contacto con la cultura andina local.

El circuito 2016 comenzará en la ciudad de Salta en vehículo, rumbo a las localidades de Campo Quijano y Gobernador Solá, hasta llegar a El Alfarcito. Allí 25 comunidades de la región trabajan en forma mancomunada a través de la Fundación Alfarcito. Existe también un colegio-albergue de montaña, con orientación en turismo, al que asisten 150 alumnos.

El trayecto del tren seguirá luego por la Quebrada de las Cuevas y la llanura del Muñano hasta llegar a San Antonio de los Cobres, un remoto pueblo que cada año, el 1 de agosto, se enciende con los colores de la Fiesta Nacional de la Pachamama, tradicional celebración de los pueblos andinos.

Allí los viajeros subirán al Tren a las Nubes para llegar al gran mito del recorrido, el Viaducto La Polvorilla, a 4.200 metros de altura. El regreso hacia Salta, finalmente, es en bus desde San Antonio de los Cobres, visitando en el camino las ruinas de Santa Rosa de Tastil, que forman parte del Camino del Inca, la densa red de comunicación establecida en las alturas de los Andes por los pueblos de cultura incaica.

El Tren a las Nubes operará dos veces por semana y tendrá disponibilidad para 300 pasajeros por salida, con una tarifa de $1700 (117 dólares) o $800 (55 dólares) si sólo se realiza el tramo en tren.

Deja un comentario