Ocho festivales europeos para bailar y escuchar música en 2016

Festivales de música electrónica a orillas del mar, cerca del Círculo Polar Ártico, en las calles de Dinamarca, en los locales nocturnos de Ámsterdam.

En Serbia el festival más conocido es el Exit. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuándo ir:

Con quién ir:

Ideal para: ,

A algunos les gusta festejar en medio de una gran multitud y con estrellas de la música que esté de moda, mientras que otros prefieren la tranquilidad en lugares solitarios. Pronto comenzará otra vez la temporada de los festivales. Vale la pena visitar alguno de los siguientes eventos en Europa:

Cada año, hasta 400.000 personas acuden al Sziget, en el centro de Budapest, en la isla de Óbuda, en el Danubio. El festival, con música de diversos géneros, se celebra del 10 al 17 de agosto en 50 escenarios. El programa de cada día abarca hasta 200 actividades.

En la vecina Serbia se llevará a cabo del 7 al 10 de julio el festival Exit en la antigua fortaleza de Petrovaradin, en Novi Sad, con la presencia de estrellas como Ellie Goulding, Wiz Khalifa o Robin Schulz. El festival fue organizado por primera vez por estudiantes en el año 2000 con el objetivo de reanimar la cultura tras la desintegración de Yugoslavia. Actualmente, es uno de los más grandes en Europa.

En la ciudad belga de Boom se celebra del 22 al 24 de julio Tomorrowland, uno de los eventos de música electrónica más grandes del mundo. Los fans viajan en autobuses, trenes y aviones a Flandes para asistir. Aquí se dan cita las estrellas del mundillo de la música electrónica. Hay cada vez más festivales con música de este género, por ejemplo el Parookaville, que se celebra del 15 al 17 de julio en el aeropuerto de Baja Renania, en Alemania.

En Ferropolis, la “ciudad de hierro”, en el estado alemán de Sajonia-Anhalt, la gente baila entre imponentes grúas. En este lugar se celebra del 15 al 17 de julio el festival Melt. Los amantes del hip hop deberían llegar una semana antes, para asistir al festival Splash (del 8 al 10 de julio).

Los festivales en la playa tienen un encanto muy especial. Por ejemplo el G! en una bahía del pequeño pueblo de Syðrugøta, en las islas Feroe (del 14 al 16 de julio). Al fondo se encuentran las típicas cabañas de madera escandinavas, la bahía está rodeada de acantilados y se asemeja a un inmenso anfiteatro natural. Y como las temperaturas en estas islas del Atlántico Norte son bastante bajas también en verano, hay saunas para que los visitantes extranjeros puedan calentarse un poco.

A quien acuda al festival Flow en Helsinki se le recomienda combinarlo con una excursión por la capital finlandesa. Una central eléctrica cerrada situada en el centro de Helsinki se convierte del 12 al 14 de agosto en el escenario del festival.

En la ciudad danesa de Aarhus, el Spot no se lleva a cabo en un solo terreno, sino en toda la ciudad. Los escenarios se encuentran en clubes. El ambiente es muy especial y la música está en primer plano. En este festival, que se realiza del 28 de abril al 1 de mayo, actúan muchas bandas jóvenes poco conocidas, en su mayoría escandinavas. Se recomienda combinar una visita al evento con una estancia de un par de días en una casita de vacaciones.

También Ámsterdam ofrece un gran festival que se desarrolla en clubes. El Amsterdam Dance Event atrae a la capital holandesa a más de 356.000 visitantes. En los locales actúan más de 2.000 artistas. Todo gira en torno a la música electrónica, películas y arte. Aquí se dan cita los músicos de este mundillo y se descubren nuevos artistas.

Deja un comentario