SALTA / HOMENAJE AL GRAL. GÜEMES

Evocación emotiva en Salta

El calendario de festividades y conmemoraciones salteñas tuvo el pasado fin de semana su punto culminante. Crónica exclusiva.

Evocación emotiva en Salta [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: , ,

Ideal para:

Por Patricia Daniele (*)

El calendario de festividades y conmemoraciones salteñas tuvo el pasado fin de semana su punto culminante con el homenaje al general Martín Miguel de Güemes, al cumplirse 191 años de su fallecimiento.

Tradicionalmente, la noche previa al 17 de junio, diversas agrupaciones gauchescas se dan cita al pie del monumento al héroe de la Independencia para hacer una guardia bajo las estrellas, evocando a los soldados que esperaron con resignación a que se produjera el fatal desenlace del caudillo salteño. Y el sábado 16 no fue diferente, pues el pueblo salteño, junto a visitantes de provincias como Jujuy, Córdoba y Buenos Aires, permaneció cantando zambas y chacareras a la espera de que llegara la mañana, momento en el cual desfilarían frente a los vecinos de la ciudad y las principales autoridades.

Puntualmente a las 10 del domingo 17, como todos los años, el acto principal se realizó a los pies del monumento que recuerda al prócer, presidida por el gobernador Juan Manuel Urtubey. En el tradicional desfile participaron tropas militares, representantes de distintas instituciones de la sociedad y los fortines de gauchos, encabezados por la agrupación Gauchos de Güemes y el mismísimo gobernador.

Es una exhibición que resulta altamente emotiva, en la que cual hombres, mujeres y niños desfilan a caballo, ataviados con trajes gauchescos color caqui y el clásico poncho rojizo con la guarda negra. Al pasar frente al monumento, todos se descubrían la cabeza, como un mudo saludo al prócer. Entre ellos, junto a la Ministra de Justicia provincial, desfiló la periodista Mónica Gutiérrez, quien viajó especialmente a Salta para participar de este encuentro.

Senda turística

El sentimiento salteño va más allá del amor al héroe local de la Independencia argentina, y se extiende al afán por difundir el pensamiento y la gesta de Martín Miguel de Güemes. Así fue como, recientemente, se creó un circuito turístico que recorre los sitios por los que peregrinó el militar desde que fue herido por la espalda por el ejército realista, en pleno centro actual de Salta, hasta el sitio en el que se encuentra el monolito que señala el lugar de fallecimiento.

Es que el joven Güemes -tenía 36 años al momento de perder la vida- fue alcanzado por una bala mientras enfrentaba al ejército realista en donde hoy se encuentra la intersección de la avenida Belgrano con la calle Balcarce. Desde allí, escapando de sus perseguidores, pasó por varios parajes del monte salteño, para fallecer diez días más tarde en el campamento del Chamical, en las afueras de la capital provincial.

Así el visitante puede seguir la misma senda de padecimiento, pues Güemes era hemofílico y había prescindido de su médico personal para ponerlo a disposición del enfermo Manuel Belgrano. Por lo tanto, no recibió curaciones inmediatas, su herida nunca cicatrizó y decidió esperar la muerte con gallardía.

El recorrido pasa por la La Lagunilla, Las Higuerillas, la cañada de la Tala, la cañada de la Horqueta, la estancia materna de La Cruz en el valle homónimo, la iglesia jesuita de La Quesera y el campamento de gauchos de El Chamical, donde se encuentra la iglesia fundada por el caudillo para ser ocupada por sacerdotes franciscanos, el caserío de La Horqueta, el Valle de la Cruz, la Iglesia jesuita de la Quesera, construida por los jesuitas a fines del siglo XVII, con su cementerio adjunto, donde tuviera el último auxilio el Gral. Güemes en su trayecto final hacia la Quebrada de la Horqueta.

Como no puede ser de otra manera, la hospitalidad salteña marca que la recorrida finalice con asado bien regado por vino local en la Finca La Quesera, antigua construcción que data del año 1823 y fue el antiguo convento de Las monjas de la Orden de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús. Hoy está preparada para recibir junto con su historia la visita de aquellas personas que deseen encontrar un lugar único, para conectarse con la naturaleza, la cultura, la historia y la tranquilidad. Un tiempo para disfrutar de las cosas simples, apreciar los sabores y aromas de la comida casera, disfrutar del pan hecho en casa, los vinos y quesos de la región.

 

(*) Especial para Perfil.com / Turismo

4 Comentarios en “Evocación emotiva en Salta

  1. Pingback: Turismo e historia se conjugan en la capital salteña

Deja un comentario