ITALIA

Bolonia busca convertirse en centro de la cultura culinaria de Italia

El proyecto “FICO Eataly World” pretende convertir la ciudad en un centro para gourmets, cocineros aficionados y amantes de los típicos platos italianos.

Bolonia podría montarse en su historia, o incluso en su historia culinaria. Casa de una de las universidades más antiguas del mundo, esta ciudad del norte de Italia ha aportado decenas de recetas clásicas al repertorio de la cocina italiana, incluyendo los tortellini, los tagliatelle, la mortadela y el ragú boloñés. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para: ,

(2 de mayo de 2016) En un mercado de la ciudad de Bolonia, en el norte de Italia, todo gira actualmente en torno a la comida, o mejor dicho, en torno a la “cucina italiana” en todas sus facetas. Y es que el próximo año la región tendrá una especie de parque de atracciones para gourmets de cualquier franja de edad. El objetivo del proyecto “FICO Eataly World” es convertir Bolonia en un centro para gourmets, cocineros aficionados y amantes de los típicos platos italianos, desde el queso parmesano hasta el jamón de Parma. FICO son las siglas de “Fabrica Italiana Contadina”, lo que significa algo así como granja italiana.

El gran mercado del centro agrícola y alimentario está situado a las afueras de Bolonia. Todavía está rodeado de hormigón gris. En el interior hay un intenso trasiego de palés. Entre carretillas elevadoras hay cajas de fruta vacías. Sin embargo, aquí pronto pastarán vacas, se revolcarán cerdos en el lodo y florecerán campos de cultivos, mientras que los turistas degustarán el prosciutto y la mozzarella más exquisitos acompañados de un vaso de Barolo o Grechetto. “Queremos abrir como muy tarde a finales de 2016 o principios de 2017“, dice la portavoz del proyecto, Paola Minoliti.

A Andrea Segré, el presidente del centro, ya se le había ocurrido hace algún tiempo la idea de convertir el lugar en un parque de atracciones con un aspecto educativo. Después persuadió al famoso empresario gastronómico Oscar Farinetti de que desarrollara el plan definitivo. Hoy, Farinetti es presidente de honor del parque.

El plan de Farinetti consiste en presentar en una superficie de 80.000 metros cuadrados toda la biodiversidad de Italia. “Como una escuela moderna, con diversión para la familia, educación e informaciones“, explica el arquitecto Thomas Bartoli. Entre semana, grupos de escolares explorarán el funcionamiento de la industria alimentaria italiana: ¿Cómo se elaboran los productos y cómo saben las materias primas?

Los fines de semana, turistas llegados de todas partes del mundo podrán seguir el proceso de elaboración de los alimentos, desde la vaca hasta el queso. A continuación, podrán comer en los restaurantes y comprar sus productos favoritos. El “Eataly World” también está pensado como un lugar de encuentro para hombres de negocio interesados en exportar vino y alimentos después de la degustación.

La economía de Italia depende de la exportación. El país tiene fama mundial por la calidad de sus pizzas y pastas. Italia exportó en 2015 mercancías por valor de 35.000 millones de euros, sobre todo a Alemania, Reino Unido y Estados Unidos. Los alimentos son hoy el segundo sector económico más importante del país, después de la industria metalúrgica y mecánica. En todo el país, más de 400.000 puestos de trabajo están vinculados a la industria alimentaria.

Los artífices de “Eataly World” se dejaron inspirar por la Expo celebrada el año pasado en Milán bajo el lema “Alimentar el planeta, energía para la vida”. En el otoño (boreal) de 2015 presentaron el proyecto FICO. “Eso va a ser nuestro Disney World, que atraerá a turistas de todo el mundo para aprender más sobre la cocina italiana”, dijo en su momento Oscar Farinetti.

El ayuntamiento de Bolonia y grandes empresarios de la gastronomía italiana invirtieron 100 millones de euros en la iniciativa. En la ejecución del megaproyecto participan unas 2.000 empresas, entre ellas no solo grandes cadenas de supermercados, sino también pequeños productores locales y empresas emergentes. Minoloto señala el techo del mercado, donde una gran instalación solar produce la electricidad para el parque. “Nos importa también la sostenibilidad”, afirma la portavoz.

Los objetivos son ambiciosos. Los impulsores del proyecto esperan atraer a unos seis millones de visitantes al año. Bolonia, también conocida por su diversidad culinaria, sigue bajo la sombra de Florencia y Milán y ha depositado sus esperanzas en la nueva atracción turística. “Este proyecto va a cambiar notablemente la cara de Bolonia“, asegura el alcalde de la ciudad, Virginio Merola.

Continúe leyendo: Un viaje por Bolonia, entre pizza, cerveza y autos 

Deja un comentario