BOLIVIA / Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa

El sitio con la más alta concentración de rayos UV está en Bolivia

En la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa, en el sudoeste de Bolivia, se registró el mayor índice de radiación UV del planeta. Fenómeno y belleza escénica.

Con un índice de 43,3, un sector de Potosí, en el sudoeste boliviano, registra la más alta concentración de rayos ultravioleta del planeta. La mayoría de los turistas que lo visitan son franceses. Fotos: Diario PERFIL [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para: ,

Por Néstor Rojas Mavares (Publicado por Diario PERFIL)

El ambientalista Erik Quiroga ya se había hecho famoso cuando logró un récord Guinness al lograr que el Relámpago del Catatumbo de Venezuela fuera reconocido como fenómeno natural único en Venezuela, en 2013. La serie de tormentas eléctricas que estallan en el cielo del Lago de Maracaibo, en el occidente de ese país, no fueron el único hallazgo del especialista venezolano. También se adjudicó la homologación de otro récord al señalar una zona volcánica en el sur de Bolivia como el sitio de mayor radiación ultravioleta sobre la Tierra, que destacó como un alerta en la lucha contra el cambio climático. Y con él, llegó su segundo reconocimiento Guinness.

El lugar se encuentra entre el volcán Licancabur y Laguna Blanca, dentro de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa, en el departamento de Potosí, en el sudoeste de Bolivia. Explicó que allí se registró un índice de radiación UV de 43,3, considerado el más alto en la superficie del planeta, equivalente a cuatro veces al índice extremo de radiación UV, que es de 11. Quiroga dijo que ese valor fue el resultado de la combinación de fenómenos naturales con la extrema contaminación generada por el hombre, que debilitaron la capa de ozono.

Un ozono mínimo estacional, debilitado por las sustancias agotadoras de la capa de ozono de origen industrial, un número sin precedentes de incendios forestales en el Amazonas y probablemente la incidencia de una gran tormenta solar desencadenaron el fenómeno”, dijo al referirse a las causas. Señaló que este Guinness tiene un significado ambiental importante: es un alerta en la lucha contra el cambio climático, ya que demuestra que los fenómenos naturales, en combinación con los extremos alcanzados por el hombre, pueden tener efectos imprevisibles para la vida del planeta. Quiroga promueve el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono.

En abril de este año, Quiroga sufrió un revés cuando el consejo de Guinness rechazó, por el momento, su propuesta de que reconociera al Parque Nacional Gran Sabana, en el sur del país, como el lugar del planeta con más tepuyes, formaciones montañosas con formas de mesa, por kilómetro cuadrado. “Le dije a la gente del Guinness que no se preocuparan. Ellos tienen sus reglas. Consideraron que tener 115 tepuyes en 10 mil kilómetros cuadrados implica muchos kilómetros para pocos tepuyes”, dijo. Sin embargo, Venezuela posee el 85% de las montañas de mesa del mundo. “Son un espectáculo geológico, de biodiversidad y de belleza escénica”, concluyó mientras celebraba el reconocimiento a sus otros hallazgos.

Deja un comentario