ALEMANIA

Fotos | Así es el cementerio del bosque de Berlín

Con más de 375.000 m2, el Cementerio Zehlendorf es uno de los más importantes lugares donde han encontrado su última morada famosas personalidades alemanas.

En el cementerio también está enterrado el ex canciller y líder socialdemócrata Willy Brandt. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para: ,

El Cementerio Zehlendorf está situado en el sur de Berlín, lejos del bullicio de la capital alemana y su Puerta de Brandemburgo y el Reichstag, la sede del Parlamento alemán. No obstante, el es uno de los más importantes lugares donde han encontrado su última morada famosas personalidades alemanas. Aquí están enterrados políticos como el ex canciller y líder socialdemócrata Willy Brandt y el ex alcalde de Berlín Oeste Ernst Reuter, así como actores como Hildegard Knef y Günter Pfitzmann. A ellos se sumó recientemente también el ex presidente alemán Walter Scheel, fallecido el 24 de agosto a la edad de 97 años.

Desde el punto de vista histórico, el cementerio Zehlendorf no es tan interesante, ya que se creó en fechas recientes, en los años de la posguerra. No hay mausoleos imponentes, figuras sobrerdimensionadas de ángeles o panteones familiares de varias generaciones. Lo que tiene de especial este cementerio son las tumbas en medio de la naturaleza verde. Quien está enterrado aquí descansa entre árboles, como en un cementerio en medio de un bosque. Los pinos ya se encontraban aquí antes de que se creara el cementerio. Actualmente, hay muchos abedules y también robles y serbales. Entre las tumbas muchas veces hay rododendros y mucha hiedra, que busca su camino sobre lápidas y a veces sobre sepulcros enteros. Casi todos los caminos son pequeñas avenidas que pasan entre árboles por donde suben ardillas y en cuyas ramas cantan pájaros.

El cementerio Zehlendorf abarca una superficie de más de 375.000 metros cuadrados. Unas 40.000 personas están enterradas en este lugar. La sencillez es el rasgo dominante de las tumbas. El ex canciller y premio Nobel de la Paz Willy Brandt, fallecido en 1992, había expresado antes de su muerte el deseo de ser enterrado aquí. Su tumba es muy modesta: una sencilla piedra en la que solo está inscrito su nombre, con una bandeja con flores a ambos lados. A solo pocos metros de distancia está Ernst Reuter, antecesor de Willy Brandt como alcalde de Berlin Oeste. Reuter murió en 1953 y está enterrado junto a su mujer Hanna. También su tumba es sencilla, sin adornos.

En el cementerio en el bosque descansan tambien otros destacados políticos, entre ellos Jakob Kaiser, quien fue diputado durante la República de Weimar y uno de los fundadores del partido Unión Cristiano Demócrata (CDU), de la actual canciller Angela Merkel. Su lápida es bastante inusual: muestra a Jesús durante una tormenta en el lago Tiberíades, rodeado de jóvenes angustiados que creen que el barco está punto de hundirse. Y junto a esta imagen la correspondiente cita de la Biblia como advertencia a la posterioridad: “¡Hombres de poca fe! ¿Por qué habéis dudado?” Una sección del cementerio está dedicada a los numerosos italianos que fueron víctimas de la guerra y la dictadura nazi en Berlín. Ahí están enterrados trabajadores forzados italianos muertos en bombardeos y también casi 130 soldados de esa nacionalidad.

Los trabajadores italianos fueron deportados a Alemania después de que Italia se negara, en 1943, a seguir combatiendo al lado del Tercer Reich. Muchos de ellos fueron asesinados poco antes del fin de la guerra. A un lado del cemeterio italiano hay una gran cruz y al otro lado un monumento moderno con la figura de un doliente. La avenida Potsdamer Chaussee, por donde cada día miles de coches entran en Berlín desde el estado de Brandeburgo, se encuentra a solo pocos minutos de distancia del cementerio. Sin embargo, el visitante que pasa junto a las tumbas no oye el ruido del tráfico. Aquí, en el cementerio en el bosque, la frase retórica “Que en paz descanse” es totalmente apropiada.

Deja un comentario