Buenos Aires con acento francés

Con croissants, estilo art déco y mesitas en la vereda, acá los franceses se sienten como en casa. Qué visitan.

Foto: Diario PERFIL [ Ver fotogalería ]

Por Mónica Martin (Diario PERFIL)

Vinieron de a miles, y después vinieron menos. Pero no dejaron de venir. Hoy se acercan como turistas, pero se llevan muchas historias para contar. “Los argentinos son una mezcla del orgullo francés, el chamuyo italiano y el ‘bon vivant’ español. Este es un país que sabe recibir y da muchas oportunidades, está lleno de pasión”, sintetiza Judith Huillet, francesa de Carcassonne. ¿Y qué es lo que más le gusta de aquí? “El cielo de Buenos Aires, siempre lindo; además me encanta pasear por Almagro o Villa Crespo”.

Linda Katerine Hurtado Mayorga, una periodista colombiana que trabaja como guía de turismo en Buenos Aires Bus, la empresa que permite recorrer varios barrios con el sistema hop-on hop-off, hace balance y dice que casi todos los días tiene franceses arriba del bus: “El domingo pasado subió una pareja que estaba acá en su séptimo viaje de vacaciones. Les gustaba Palermo Soho porque las mesas sobre la vereda les recuerdan a ParísPero la parada donde bajan todos es el cementerio de Recoleta, para ver la tumba de Eva Perón. Es una de las necrópolis más conocidas del mundo”.

Lepetitjournal.com, una publicación francófona, tiene una sección sobre Argentina, en la que Laurie Correia publicó: “Los franceses aman recorrer los adoquines de la calle Defensa hacia la Feria de San Telmo, el Mercado de Pulgas inevitable de la ciudad, que termina justo en la Plaza Dorrego, con falsos aires de Montmartre”. Y luego enumera: “Plaza Francia es un punto de reunión de numerosos franceses que escuchan conciertos improvisados, recorren los puestos de la feria artesanal o disfrutan del buen ambiente”. Señala que, mientras los bares de Plaza Serrano son los elegidos para incursionar en el Fernet-Cola, en La Viruta se inician en el tango.

Desde luego, no pasarán por alto las tradicionales noches francesas de los martes que organiza el restó La Cigale, en el microcentro. Matías Intili, guía de turismo de la ciudad de Buenos Aires, saca sus conclusiones: “Lo qué más escucho de los turistas es que por las grandes avenidas, la arquitectura y los palacios somos ‘la París de Sudamérica’. Buenos Aires es la ciudad que más librerías tiene por habitante y los franceses salen maravillados del Ateneo Grand Prix. Tampoco se pierden Caminito, donde encuentran bailarines callejeros y el pasado atrevido de los cabarets, que les recuerda su Moulin Rouge”. En busca de lo parecido lo diferente, el acento francés se escucha cada vez más por el Río de la Plata.

Deja un comentario