DESTINOS / CHINA

Taiwán, entre lo moderno y lo ancestral

Con una torre antisísmica que es modelo de ingeniería civil, mercados nocturnos tradicionales y una de las mayores tasas mundiales de población universitaria, el país apuesta al futuro sin renunciar a las raíces de su pasado.

TEMPLOS. Son muchos y están en todas las ciudades. En Taipei, el templo de Confucio (arriba) fue creado en 1879; el Memorial Hall Chiang Kai-shek está bendecido por la luz pacífica del atardecer. El estadista y militar fue el mayor líder del Partido Nacionalista chino. Foto: PERFIL [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para: , ,

Por Rodrigo Lloret (Diario PERFIL)

Taiwán es una isla mágica, donde conviven la tradición milenaria y los adelantos tecnológicos de última generación. Un país en el que las culturas orientales y occidentales se dan la mano Allí, el pasado y el futuro se superponen a cada paso. La octava torre más alta del mundo se encuentra en Taipei y fue inaugurada en 2004. Con una altura de 508 metros, el Taipei 101 es uno de los rascacielos más prominentes. Y, sin dudas, uno de los más rápidos. Los ascensores turbo que recorren verticalmente este edificio son muy veloces y sólo se necesitan 39 segundos para alcanzar la cima. El Taipei 101 es también la torre de esta envergadura más segura: a pesar de alzarse en una de las regiones con más terremotos y huracanes del planeta, su estructura permite que nada pueda hacerla temblar. Tiene forma de caña de bambú y es tan estable como elástica. Para proporcionar esta estabilidad fue necesario instalar 557 pilares de acero a 80 metros de profundidad. Sobre ellos descansa una plataforma de 9 mil toneladas de peso del mismo material. En cada uno de los ángulos del gigantesco edificio se erigieron dos enormes columnas que soportan la carga principal. El Taipei 101 es un verdadero logro de la construcción taiwanesa y mundial.

Los mercados de Taiwán continúan la rica tradición de la cultura china. Los vendedores ofrecen sus productos en puestos callejeros que suelen estar abiertos durante toda la noche. Con más de un siglo, el mercado nocturno de la calle Hua Xi es el más antiguo de Taipei, famoso por los mariscos y pescados. Situado en una zona de edificios tradicionales, con faroles colgantes, es uno de los preferidos por los turistas. El mercado de Shilin es uno de los mayores de Taipei. Se construyó a principios del siglo pasado y ofrece todo tipo de productos, desde ropa hasta comidas, pasando por tecnología, juguetes o artesanías. Es una atracción singular y convocante. En el callejón “de los enamorados” abundan las bebidas refrescantes y los dulces. Pero a muy pocos metros también se venden mascotas y muebles.

La creación de productos de tecnología fue el motor de la economía. Taiwán produce nueve de cada diez notebooks que se consumen en el mundo, es de los primeros fabricantes de microprocesadores y el segundo productor mundial de informática. En este país se fabrica la mayoría de los chips utilizados por las empresas estadounidenses, los componentes esenciales de los teléfonos inteligentes y las cámaras digitales. Apple produjo en suelo taiwanés varias de las partes de los iPhones 6 y 7. Todo este proceso tiene una razón: el 84% de los estudiantes de Taiwán llega a la educación superior, según el Foro Económico Mundial, lo que lo sitúa en el puesto séptimo con mayor porcentaje de universitarios en todo el mundo. La vinculación con las principales universidades del país es fundamental para entender el crecimiento taiwanés, ya que el gobierno de Taipei promociona y financia políticas de acceso a la educación desde hace varias décadas a través de programas de desarrollo en parques industriales donde se vinculan empresas que apuestan por la inversión y los centros de investigación de las principales universidades del país.

El templo Fo Guang Shan, o Montaña Luz de Buda, está en el sur de Taiwán, en la ciudad de Tainan. Es un santuario budista reconocido en el mundo entero. Fue construido por el Maestro Xing Yun y sus discípulos, el mayor de la isla. Fue erigido para recrear la doctrina del “budismo humano” y se convirtió en el santuario religioso con más creyentes. Desde el fondo del templo se ve una estatua de Buda de 120 metros de altura, brillante como el sol. El templo está rodeado por 480 estatuas doradas de budas formando una escena solemne. Por los pasillos se observan miles de reliquias budistas de cientos de años de antigüedad. Aquí se respira una atmósfera de paz que transporta a un lugar místico y religioso. Taiwán permite realizar muchos viajes en un solo viaje. Y es moderno y tradicional.

Deja un comentario