SUDÁFRICA

Un “safari artístico” por las calles de Durban

Durban no es precisamente un destino prioritario de quien viaja a Sudáfrica, pero al arte callejero está ayudando a promover la imagen de esta ciudad.

Un grafiti del artista Delon "4GIVN" Moody en River Town. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para:

Iain Robinson tiene cierta adversión por las salas de exposición clínicamente limpias. La relación entre la obra y el observador es un pretexto, asegura. A Robinson le interesa más el arte en un espacio público. Él se dedica a hacer arte callejero, grafiti, y lleva a turistas a una especie de “safari artístico” por Durban (Sudáfrica), una modalidad diferente para conocer esta metrópoli sudafricana. Pero Durban no es precisamente un destino prioritario de quien viaja a Sudáfrica. Y los temas arte callejero y subcultura urbana son todavía más bien irrelevantes para el turismo. Sin embargo, visitas guiadas como las que organiza Robinson y su socio, el arquitecto Mark Bellingham, podrían contribuir a promover la imagen de esta ciudad como una metrópoli con un estilo de vida propio.

El grafiti muchas veces nace en los lugares donde viven los marginados, hasta que el tema arte callejero comienza a ser explotado por los promotores de la cultura juvenil urbana“A la gente de clase media le gusta ir a lugares donde hay un poco de emoción”, dice Bellingham. Sin embargo, como no se puede enviar a los turistas a barrios oscuros con drogas y criminalidad, primero hay que presentar el tema arte callejero de forma profesional para que adquiera cierta relevancia turística. Y para ello existe en Durban un buen socio: Propertuity.

Esta empresa inmobiliaria ya ha demostrado en Johannesburgo cómo se puede convertir un área venida a menos en un barrio de moda. En esa ciudad existe un vecindario, Maboneng, con hostales, muchos restaurantes elegantes, cafés, galerías, bares y un mercado de alimentos, conocido en toda la ciudad, instalado en un antiguo almacén. Propertuity también opera en Durban, en el barrio de River Town, en el centro de la ciudad. La empresa posee ahí algunos edificios que alquila a jóvenes empresarios. El punto central es la antigua nave industrial en la calle Morrison Street 8. El turista que deambula por este edificio descubre elegantes tiendas de moda y diseño. Y por supuesto no puede faltar el coffee shop.

River Town es un ejemplo de un proyecto de desarrollo urbanístico viable. “También ha sido el primer proyecto importante que ha incorporado deliberadamente el arte callejero a su estética“, explica Robinson. En el vecindario se pueden ver efectivamente algunas obras de arte grandes y muy trabajadas. Por ejemplo, hay una imagen del artista Delon “4GIVN” Moody que muestra a un rinoceronte con el mensaje “We almost extinct” (Estamos casi extinguidos). En las calles pueden descubrirse otras muchas obras de arte. Algunas llaman inmediatamente la atención, otras son más discretas. “When something is boring, you are not looking hard enough“, dice Mark Bellingam. “Si algo resulta aburrido, no estás mirando bien“. Una premisa que también vale para el arte establecida en galerías limpias. Sin embargo, una excursión por Durban para ver arte callejero es más excitante, aunque queda por ver si esta alternativa es capaz de atraer a grandes grupos de turistas.

Deja un comentario