CONSEJOS DE VIAJE

Las espectaculares montañas de Noruega, más peligrosas de lo que pensamos

Los turistas creen que el ascenso a montañas como Trolltunga es un simple paseo. Pero tienen que franquear un desnivel de 1.100 metros en un trayecto de 22 kilómetros que pasa por un terreno escarpado.

Subir con malas condiciones meteorológicas al Preikestolen, una plataforma rocosa con magníficas vistas del Lysefjord, puede llegar a ser muy peligroso. Foto: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para: , ,

La Trolltunga es uno de los destinos turísticos más espectaculares de Noruega. Este saliente en una roca se encuentra “flotando” a unos 700 metros sobre el lago Ringedalsvatnet y es un motivo fotográfico único. Sin embargo, el camino hacia la cima es complicado. El excursionista tiene que franquear un desnivel de 1.100 metros en un trayecto de 22 kilómetros que pasa por un terreno escarpado. Un noruego con experiencia en la montaña necesita para el ascenso y el descenso en buenas condiciones meteorológicas hasta ocho horas. Sin embargo, el problema no son los noruegos, desde luego. Son sobre todo los turistas de Asia y Norteamérica los que creen que el ascenso es un simple paseo. Sandalias, chancletas, pantalones cortos: Fjeldsbø ya vio todo. Cuando un turista queda varado en la montaña, la causa es casi siempre un equipo inadecuado.

Para los rescatistas voluntarios, estas intervenciones no son fáciles. El alcalde del municipio de Forsand, Bjarte Sveinsvoll Dagestad, propuso que se cobre la entrada a los turistas que quieren escalar el Preikestolen. Con ese dinero, argumenta el alcalde, no solo se pueden financiar las operaciones de rescate, sino que también se puede asegurar el mantenimiento de los caminos. Sin embargo, su propuesta se ha topado con una fuerte oposición, ya que el derecho noruego permite a cualquier persona disfrutar de la naturaleza de forma gratuita. Otros sugirieron que los turistas paguen por su rescate. Sin embargo, la Cruz Roja rechaza esta idea. “Nosotros no obligamos a nadie a pagar por su necedad“, dice Fjeldsbø. Su organización jamás pedirá que se paguen los costes, asegura.

Leé también » Asomate al Preikestolen, el mirador natural más peligroso del mundo

Deja un comentario