CUARTO CON VENTANA. Su lugar favorito en la casa era el jardín de invierno. “Un mes de trabajo aquí vale lo que un año en París”, escribió en una carta a Auguste Vacquerie.

Volver a la nota: La isla que encantó a Víctor Hugo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 7 =