Generalmente, lo primero que veían los recién llegados era la Estatua de la Libertad, que domina la vecina Isla de la Libertad. Fotos: dpa

Volver a la nota: Una visita a la Isla Ellis, la isla de los sueños y las lágrimas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =