20 costumbres que te van a sorprender si viajás a Japón

Japón, el milenario Imperio del Sol Naciente y uno de los países más enigmáticos y de costumbres más arraigadas del mundo, sorprende a los extranjeros que lo visitan.

Foto: Pixabay [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para:

Japón, el milenario Imperio del Sol Naciente y uno de los países más enigmáticos y de costumbres más arraigadas del mundo, sorprende a los extranjeros que lo visitan. A continuación, una lista de cosas que debemos evitar hacer para no ofender a los japoneses y otras costumbres que hay que seguir al pie de la letra si se quiere caer bien.

SACATE LOS ZAPATOS

En muchos países del mundo la gente está acostumbrada a no quitarse los zapatos al entrar en casa, pero Japón no se encuentra entre estos. En este país hay que dejar el calzado en la entrada, y no solo en las casas, sino también de templos budistas, en algunos hoteles y en otras instalaciones. Normalmente los japoneses avisan donde hay que quitarse los calzados con advertencias escritas, y también suelen ofrecer zapatillas especiales para aseos y casas de baño. Solo se puede entrar en una casa sin quitarse los zapatos durante un funeral.

NO TE LIMPIES LA NARIZ

Los japoneses no tienen problemas con comer masticando ruidosamente los fideos, pero a ellos les resulta inadmisible limpiarse la nariz en público. Sonarse es una ofensa para quienes estén presentes.

NO DEJES PROPINA

En Japón no hay que dejar propina. La propina se considera de mala educación e incluso puede ser vista como degradante. A menudo este gesto causa confusión y el camarero perseguirá al cliente para devolverle el dinero. Si alguien ha sido particularmente útil se aconseja dejarle un pequeño regalo en vez de dinero.

EVITÁ EL NÚMERO 4

El número cuatro se evita en el país porque en japonés suena muy similar a la palabra ‘muerte’. Al igual que el número 13 en la cultura occidental, el número cuatro se asocia con la mala suerte y se utiliza lo menos posible. Hasta en los ascensores suele faltar el botón del cuarto piso. No obstante, el número 49 se considera todavía peor, ya que suena similar a la frase que significa “dolor hasta la muerte”. La práctica de evitar el número cuatro se llama ‘tetrafobia’.

NO COMER EN EL TREN

Está considerado de muy mal gusto comer en los trenes japoneses. La única excepción son los trenes de alta velocidad, donde los asientos están situados como en los aviones. En estos los pasajeros no se sientan unos enfrente de otros y los asientos cuentan con mesas reclinables.

ZAPATILLAS SANITARIAS

Es habitual ponerse zapatillas especiales al entrar en una casa japonesa, un restaurante tradicional, templos y en algunas ocasiones en los museos y galerías de arte. Incluso hay zapatillas especiales guardadas en el interior del cuarto de baño para cambiar las zapatillas de casa.

NO AYUDES CON EL TRABAJO

Una de las reglas más estrictas existentes en Japón consiste en no hacer el trabajo de otras personas, como, por ejemplo, recoger la basura en vez de que lo hagan los empleados de limpieza. Lo que los extranjeros ven como ayuda, en Japón puede ser una ofensa o incluso un intento de quitarle a alguien su puesto de trabajo.

“HOTELES CÁPSULAS”

Hoteles cápsula se utilizan como alojamiento barato para los huéspedes que simplemente quieren un lugar para dormir y son más utilizados por los hombres de negocios que han trabajado o festejado hasta tarde y han perdido el último tren a casa. El concepto existe en Japón desde la década de 1970 y es una alternativa barata a un hotel, ya que una cama así cuesta ‘solo’ 65 dólares la noche.

NO DESPERDICIES COMIDA

Los japoneses tienen mucho respeto a los alimentos y por lo tanto no se puede dejar comida en el plato. Especialmente esto se refiere a arroz, que antes era comida de ricos y ahora es el alimento diario de todos los japoneses.

LA DUCHA ES OBLIGATORIA

La higiene es un elemento importante de la cultura japonesa. Por esta razón, los japoneses se enjabonan muy bien y después se duchan antes de meterse en la piscina o en fuentes termales calientes. Pero no está permitido lavarse dentro de la piscina. Cuando se duchan en casas de baños públicas, los japoneses están sentados. Esto es más considerado con los demás, porque el agua no salpica tanto cuando uno está en esa posición.

CAMINAR Y COMER NO ES BIEN VISTO

Aunque caminar y comer a menudo es conveniente y ampliamente aceptado en muchas culturas occidentales esta práctica es menospreciada en Japón. Muchos también consideran que es de mala educación comer en público o en los trenes. Hay solo unas pocas excepciones a esta regla como, por ejemplo, comer un helado en la calle.

RECICLAR

En Japón se recicla el 90% de la basura, lo que no sería posible sin una separación escrupulosa de los residuos. Muchos extranjeros no se dan cuenta de ello y tiran sus cosas a las papeleras sin repara en el tipo de material. Esto es algo que los japoneses no hacen nunca.

LO QUE HAY QUE COMPRAR SÍ O SÍ

Los japoneses creen que los muñequitos en forma de gatos conocidos como “manekineko” atraen la buena suerte. Se pueden encontrar fácilmente en tiendas y restaurantes. Los hay de muchas variedades, y ese es un motivo por el que resulta perturbador encontrarte con un grupo uniforme que solamente se diferencia por su tamaño. Según la leyenda, un señor feudal del siglo XVII pasaba por allí cuando de repente apareció un gato que le indicó ir hacia el templo. En agradecimiento, el señor hizo importantes donativos y designó el lugar en el que encontró cobijo como su templo familiar.

RESPETAR A LOS EMPUJADORES

‘Oshiya’ o ‘empujadores’, literalmente empujan a los pasajeros en los vagones del metro llenos de gente durante las horas pico. Se les paga para asegurarse de que todo el mundo entra sin quedarse atrapado en las puertas.

NO USES CORBATA NEGRA EN UNA BODA

Para muchos extranjeros la corbata negra es la elección más evidente para vestir en una boda. En Japón no es así. En este país las corbatas negras son para los funerales, y para las bodas son las blancas o rayadas.

DORMIR EN LOS TRENES

Si alguien se duerme y apoya la cabeza en su hombro es una práctica común que en Japón se tolera. Dado que los trabajadores locales tienen trayectos muy largos y trabajan muchas horas, muchos suelen dormirse en el tren.

NO OLVIDES EL REGALO

Es un honor ser invitado a la casa de alguien en Japón, y si esto sucede, usted siempre debe llevar un regalo. Una donación también debe ser envuelta en un papel lujoso con cintas.

NO SERVIRSE BEBIDA

Es costumbre en muchos países del mundo servir a los demás antes de servirse a uno mismo, pero en Japón obligatoriamente debe ser otro invitado el que llene nuestra copa al ver que está vacía. También siempre hay que esperar hasta que alguien diga ‘kanpai’ (aplausos) antes de beber.

UN GESTO DE CORTESÍA

Sorber los fideos, haciendo ruido, aunque no te lo creas, se considera de buena educación en Japón, porque demuestra que se está disfrutando de la comida.

INODOROS A LA JAPONESA

En Japón buena parte de los inodoros públicos o tradicionales son cuando menos una rareza: a diferencia del inodoro que conocemos y utilizamos de este lado del mundo, la pieza nipona de porcelana está incrustada en el piso como si se tratara de una letrina con la llave de desagüe pegada a la pared. Para cumplir sus quehaceres fisiológicos, el usuario debe colocarse en cuclillas frente a la mencionada llave, algo que sin duda resulta bastante incómodo.

Deja un comentario