La capital serbia ya es casi la prima balcánica de Berlín: paisaje gris, encanto áspero pero intensa vida artística. Tras el deshielo militar, llegan los turistas. Foto: Perfil

Volver a la nota: Tres días en Belgrado, metrópoli del futuro con sabor ancestral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *