Nueva York recibe menos turistas (y la culpa es de Trump)

La ciudad de los rascacielos busca para contrarrestar la caída del turismo a través de nuevos anuncios publicitarios en el extranjero, con el mensaje “Welcoming the world” (Dándole la bienvenida al mundo).

Foto: Pixabay [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Redacción Perfil.com/Turismo

(2 de marzo de 2017) Nueva York espera este año miles de turistas internacionales menos, y la culpa, según las autoridades de la Gran Manzana, la tiene el flamante presidente estadounidense, Donald Trump. La ciudad esperaba incrementar 400.000 visitantes en 2017 a la cifra total de 2016, pero después de la elección de Trump las autoridades estiman unos recibirán 300.000 visitantes extranjeros menos que el año pasado.

En un informe divulgado por el New York Times, las autoridades turísticas de la “Gran Manzana” atribuyen esa caída de visitantes a las políticas migratorias adoptadas por el sucesor de Barack Obama. Fred Dixon, director ejecutivo de la Agencia de Turismo de la ciudad, NYC & Company, estima que los visitantes tienen miedo de las nuevas reglamentaciones, lo que ya tuvo impacto negativo desde que Trump fue electo presidente.

El director de NYC & Company recordó que el año pasado 12,7 millones de visitantes internacionales -una cifra récord- visitaron la ciudad. Esos números no sólo que no crecerán, como estimaban en principio, sino que se verán reducidos en unas 300.000 personas, lo cual representaría una pérdida estimada en 600 millones de dólares para los negocios de la ciudad. De esta manera, Nueva York espera poder compensar en parte esa caída con un leve aumento de turistas nacionales.

Estas figuras actualizadas toman en cuenta las actitudes cambiantes respecto de los viajes y el acceso a Estados Unidos desde que se anunció la previsión anterior en octubre de 2016”, dijo NYC & Co.Es la primera baja en visitas desde la recesión de 2008. Según el New York Times, esta disminución le costará a los negocios turísticos de la ciudad por lo menos 600 millones de dólares en ventas. En respuesta a este fenómeno, se anunció una nueva campaña para atraer a más visitantes, particularmente de México, España y el Reino Unido.

Después de la orden ejecutiva del presidente Trump del 27 de enero, en la que se prohíbe la entrada a personas de siete países mayoritariamente musulmanes, la demanda de viajes a Estados Unidos cayó en picada“, dice el periódico. “Hopper, la aplicción que predice tarifas de tickets aéreos, por ejemplo, analizó 303 millones de búsquedas de vuelos entre el 26 de enero y el 1 de febrero, y encontró que la demanda de búsquedas de vuelos de 122 países hacia Estados Unidos se había reducido el 17 por ciento después de la implementación de la prohibición, en comparación con las tres primeras semanas de enero“.

Según las declaraciones de Dixon al New York Times, las acciones y declaraciones de Trumpcambiaron la percepción sobre la hospitalidad de los estadounidenses en momentos en que posibles visitantes están haciendo planes para sus vacaciones“. “Los europeos comienzan a llegar a Nueva York alrededor de la Pascua y continúan durante todo el verano” boreal“, dijo; “Ahí es cuando se verá que la retórica que sale desde Washington realmente tendrá impacto en el turismo“.

Según la agencia dpa, Nueva York recibió en 2016 la cifra récord de 60,3 millones de turistas, 600.000 más de lo que se había calculado, y dos millones de personas más que en 2015. Sin embargo, el destino más popular en Estados Unidos es Orlando, que registró en 2016 hasta 66 millones de turistas. Son sobre todo los propios estadounidenses los que viajan a esta ciudad en el estado de Florida con sus numerosos parques de atracciones.

Deja un comentario