Holanda, el reino de los tulipanes, recibe la primavera a lo grande

El parque Keukenhof, en la localidad holandesa de Lisse, mundialmente famoso por su exposición de flores, volverá a abrir sus puertas el 23 de marzo. La “tulipmanía” también se extiende por Ámsterdam.

Foto: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para: ,

(7 de marzo de 2017) Siete millones de flores de bulbo darán la bienvenida a la primavera en uno de los jardines florales más grandes del mundo, Keukenhof, en la localidad holandesa de Lisse. Varias veces elegido “el jardín más bonito del mundo”, desde hace más de 60 años la apertura de este parque va ligado intrínsecamente a la llegada de la estación primaveral en Holanda, con un espectáculo inigualable de colores y olores efímeros en sus más de 32 hectáreas. Toda una explosión sensorial que se convirtió ya en una de las postales más típicas de Holanda y que permanece abierto apenas 8 semanas (del 23 de marzo al 21 de mayo).

El lema de esta temporada es “Dutch Design” (diseño holandés), que también se puede ver en el mosaico de bulbos, considerado como el punto culminante de la exposición. El tema escogido para 2017, y que presidirá el gran mosaico de entrada y alguno de los pabellones será “Mondrian y el Diseño Holandés”, un tema en el que también se vuelcan otras instituciones y museos holandeses para conmemorar los 100 años de la creación del grupo De Stijl, que dio lugar al movimiento Neoplasticista. El mosaico representa una pintura de Mondrian y está compuesto por 80.000 tulipanes, muscari y crocus.

Foto: Pixabay

El Parque Keukenhof, también conocido como el “Jardín de Europa”, le da trabajo a más de 30 expertos jardineros que se e encargan del cuidado de los más de siete millones de coloridos tulipanes, narcisos, jacintos y bulbos que ofrecen un bello espectáculo desde los aires y un colorido paisaje por entre sus caminos. Los primeros tulipanes fueron descubiertos en las montañan de Tian Shan, al noroeste del Himalaya y en el siglo XI los turcos los llevaron al Imperio Otomano, donde se convirtieron en las flores favoritas de los sultanes. Por es que su nombre deriva de la palabra turbante, dada la semejanza entre ambos cuando la flor está aún cerrada.

Desde el antiguo imperio turco los tulipanes fueron llevados a los Países Bajos a finales del siglo XVI, como preciado botín de los botánicos que formaban parte de las grandes expediciones de la llamada Edad de Oro holandesa. El Jardín de Keukenhof consta de 4 grandes pabellones, con nombres relativos a la familia real. Actualmente, los Países Bajos son el primer productor mundial de flores, con más de cuatro mil millones de bulbos cultivados en una superficie de diez mil hectáreas.

Por su parte Ámsterdam también se suma a la “Tulipmania” y por tercer año consecutivo celebra el Tulp Festival, donde más de medio millón de tulipanes adornarán plazas, hoteles, museos y así hasta un total de 60 ubicaciones en la ciudad. Se celebrará del 1 de abril al 14 de mayo. Pero lo más impresionante será sin duda la gran alfombra de tulipanes rojos que dará a la bienvenida a los viajeros que lleguen a la Estación Central, extendiéndose a lo largo de toda la calle principal hasta el “Munt” (junto al Mercado de las Flores).

Deja un comentario