Arabia Saudita ya tiene su primera mujer guía turística

Ayesha Khaja se convirtió en la primera mujer que obtiene el título de guía turística en Arabia Saudita, donde el papel de la mujer en la sociedad es casi nulo.

Foto: Pixabay [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

En un país donde las mujeres no tienen derecho a votar, ni conducir autos, ni viajar solas, la designación de una mujer como guía turística es un hecho histórico. Ayesha Khaja se convirtió en la primera mujer que obtiene el título de guía turística en el reino de Arabia Saudita, uno de los países más estrictos en cuanto al genero femenino.

Khaja trabajó durante 14 años en el Ministerio de Educación antes de descubrir que su verdadera pasión era difundir la cultura del reino. “La cantidad de turistas aumenta continuamente y la temporada de visitantes no se reduce a un par de semanas al año, sino que se extiende durante varios meses“, dijo la mujer a la Saudi Gazette.

Khaja relató a ese medio que trabajó muy duro para obtener su título en el Centro Islámico de Estudios e Investigaciones que le permitió convertirse en la primera mujer experta en cultura islámica. Esto le dio la oportunidad de registrarse como guía turística en la Comisión para el Turismo y la Cultura. Pedí a la comisión que facilitar que otras mujeres puedan convertirse en guías, teniendo en cuenta la gran cantidad de visitantes en el país, agregó.

Khaja desarrolla su actividad sobre todo en Medina, una de las ciudades más visitadas de Arabia Saudita, donde murió el profeta Mahoma en el año 629 y poseedora una rica historia islámica. “Hay muchas mujeres que desean convertirse en guías turísticas. La comisión las beneficiaría mucho si les diera la oportunidad de tomar cursos“, subrayó la flamante guía, que también tiene un título de grado por su especialización en literatura inglesa. “Pero mi pasión -concluyó- es ocuparme de la herencia cultural de mi país y recientemente organicé viajes a las mezquitas y a sitios islámicos“.

El logro que en cualquier otro país, sobre todo occidental pasa inadvertido, en Arabia Saudita tienen otro significado, dado que es único en el mundo en el cual una mujer adulta necesita el “permiso” de un varón, sea su padre, esposo o familiar directo, para hacer lo que sea, incluso salir a hacer compras. Es decir que las mujeres viven bajo la supervisión masculina y necesitan que ellos las autoricen para estudiar, viajar e incluso obtener el pasaporte. Además está prohibido cualquier tipo de contacto físico con un hombre desconocido y, tras décadas de discriminación laboral, el gobierno comenzó a promover el empleo de las mujeres.

Deja un comentario