BROOKLYN

Recorremos Bed-Stuy, el nuevo barrio de moda de Nueva York

Allí se crió el rey del hip hop, al igual que la rapera Lil’Kim. Sin embargo, este barrio en el norte de Brooklyn no es tan conocido por sus leyendas musicales sino por su fama de lugar peligroso.

Las líneas "J" y "Z" del metro neoyorkino discurren por Bed-Stuy. "Gates Avenue" es el nombre de una de sus paradas. (Fotos: dpa) [ Ver fotogalería ]

¿Qué es lo que une el metro de Nueva York con el rapero estadounidense Jay-Z? Dos letras y un barrio, aseguran los habitantes de Bedford-Stuyvesant. Por el barrio discurren las líneas “J” y “Z” del metro neoyoquino. Allí se crió el rey del hip hop, al igual que la rapera Lil’Kim. Sin embargo, este barrio en el norte de Brooklyn no es tan conocido por las leyendas del hip hop sino por su mala fama de lugar peligroso. Nadie quería mudarse allí voluntariamente. ¿Y ahora? Los iniciados hablan del “next big thing”, el próximo gran acontecimiento.

La vida y la muerte dependían de cuán bien conocías el barrio“, decía Jay-Z. Las calles estaban llenas de prostitutas y vendedores de drogas. Incluso la policía evitaba pasar por este barrio. Actualmente viven allí unas 134.000 personas, originarias de las naciones más diversas. Es un lugar muy multicultural, parecido al vecino barrio de Bushwick, pero todavía sin turistas. En Bed-Stuy, como los habitantes llaman de forma abreviada a su barrio, los vagones del metro traquetean con intervalos cortos sobre el trazado de acero del puente, que parece estar balanceándose como un baldaquino sobre la calle Broadway.

Debajo del puente, coches policiales se abren paso una y otra vez entre automóviles que tocan la bocina, viejas motocicletas y camiones voluminosos. Cuando el calor bochornoso de la tarde impregna el aire, huele a goma quemada y metal caliente.

Bed-Stuy no es tan colorido como Manhattan ni tampoco es un barrio tan hipster como Bushwick, pero tampoco pretende serlo en absoluto. Está situado en una zona de transición y espero que así sea para siempre“, dice Steve. El joven de 25 años, vestido con un pantalón jogging informal, con el pelo rapado por los lados y auriculares en el cuello, está sentado delante de su laptop y sorbe un café recién hecho, “made in Bed-Stuy” por supuesto.

Steve se crió en el Bronx y desde hace algunos años vive en Brooklyn. Antes, lo dice también él, Bed-Stuy fue el peor barrio de Nueva York. ¿Y ahora? Simplemente fantástico y, sobre todo, barato.Si quiero ir a comer, consigo a la vuelta de la esquina un menú por siete dólares que me deja satisfecho para toda la semana”. Si quiero algo más fino, vengo aquí, en el “Cup of Brooklyn”, un café situado en una calle lateral de Broadway.

Quien busque comida en Bed-Stuy no solo encuentra pizzas grasosas sino también café con leche de soja. Del techo cuelgan estilosas lámparas de cristal y en el mostrador negro hay seductores sándwiches de aguacate y otros vegetarianos. La gente come en bancos de madera construidos por los propios dueños del local. Agnes y Jogn Paladino abrieron su nuevo café a finales de julio de 2016. “En vez de turistas, aquí vienen casi exclusivamente habitantes del barrio”, dice la pareja. Quien suba al metro y tome la dirección a Bed-Stuy experimenta el Nueva York de todos los días. El barrio no está limpio ni bien cuidado pero merece la pena dirigirse a este lugar para disfrutar de un ambiente “cool” con auténtico hip hop.

John (I) y Agnes Paladino (C) abrieron su café en julio de 2016. En la foto, con una de las camareras.

Deja un comentario