GALERIA DE FOTOS

Melania en el país de las maravillas: aquí nació la “First Lady” de Trump

Eslovenia, el país natal de Melania Trump, espera obtener beneficios turísticos de su llegada a la Casa Blanca. El país tiene un buen número de destinos fascinantes. Fotos

Bled es uno de los iconos más reconocidos de Eslovenia. (Foto: Pixabay) [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para: ,

Eslovenia, el país natal de Melania Trump, espera obtener beneficios turísticos de su llegada a la Casa Blanca, organizando visitas temáticas y creando tortas bautizadas en su honor e incluso pantuflas de recuerdo llamadas “Casa Blanca”. Sevnica, la localidad natal de Melania Knavs -su apellido de soltera- pasó de ser un lugar olvidado al este de la capital a una destacada atracción en los folletos turísticos.

Aunque los lugares relacionados con la primera dama de los Estados Unidos en Sevnica en realidad son pocos y se limitan a su escuela y el edificio donde vivió, las agencias de turismo proponen una amplia oferta incluyendo la capital Liubliana, donde la exmodelo dio sus primeros pasos, hasta la ciudad italiana de Milán, donde siguió su camino hacia las pasarelas internacionales. Las autoridades turísticas del país esperan superar los 80.000 visitantes extranjeros este 2017.

 

LA GRANDEZA DE LIUBLIANA

(Foto: Pixabay)

La primera ciudad de Eslovenia, Liubliana, tiene su buena dosis de encantadoras plazas del Viejo Mundo, iglesias barrocas e imponentes castillos. Pero esta capital caminable, con 280 mil habitantes, también tiene un rico paisaje. Durante los últimos años Liubliana presenció la apertura de varios museos notables, un nuevo programa público de alquiler de bicicletas y una renovación importante en el teatro de la ópera de la era de Habsburgo. Puesto que el país está rodeado por Italia, Austria, Hungría y Croacia, la cocina nacional acusa muchas influencias; además, los restaurantes más recientes están superando la nobleza y volviéndose creativos con comida eslovena tradicional.

En la ciudad hay facetas fuera de lo común, como Ciudad Metelkova, una agrupación de clubes y galerías inaugurada dentro de un complejo de ex edificios militares luego que Eslovenia declarara su independencia, en 1991. En otra parte, remanentes de un muro romano construido alrededor del año 15 d.C. comparten una vereda con cuadrados edificios comunistas de oficinas y mansiones art nouveau de tiempos austrohúngaros. Tales yuxtaposiciones contribuyen al encanto de la ciudad. El barrio de museos de la ciudad convirtió en espacios culturales algunas barracas del siglo XIX que alguna vez sirvieron a los ejércitos austrohúngaro y yugoslavo. La incorporación más reciente, el Museo de Arte Contemporáneo Metelkova, se especializa en arte multimedia de vanguardia de Europa Oriental y también alberga una sección de punk esloveno.

| Leé la nota: Liubliana, grandeza en vivo

 

SEVNICA

(Foto: Pixabay)

En la ciudad natal de la primera dama, los empresarios locales multiplicaron las iniciativas para sacar provecho de la notoriedad de esta eslovena famosa, que a sus 46 años se convirtió en la primera esposa extranjera de un presidente estadounidense. La confitería “Julija”, en la calle principal del centro de Sevnica, propone una torta de chocolate “Melania”, al igual que varios otros restaurantes que proponen un menú “Melania” con trucha como plato principal o de postre panqueques que también llevan su nombre.

Entre los más originales personajes en busca de provecho se encuentra el fabricante de zapatos Kopitarna Sevnica, que creó un modelo de pantuflas forradas “Casa Blanca” en edición limitada por 50 euros, de las que se ofreció un par a la primera dama. El riesgo de que aparezcan tazas, platos y camisetas con la imagen de Melania y de su marido condujo sin embargo a la pareja presidencial a contratar a una asesoría jurídica eslovena para evitar una explotación comercial no autorizada.

La municipalidad de Sevnica tuvo que retirar un gran cartel publicitario que había colocado y un productor local de miel renunció a poner la foto de Melania en los frascos. La pizzería Rondo, que lanzó una hamburguesa “Trump”, se limitó a bautizarla un poco más discretamente “burger presidencial”, decorado con la bandera de Estados Unidos. Este éxito comercial hace sonreír al editorialista esloveno Dejan Steinbuch según el cual una mayoría de eslovenos es indiferente a las raíces de la primera dama, lo cual por otra parte tampoco le quita el sueño: Melania Trump dejó hace tiempo a su patria “porque estaba harta de Eslovenia“, escribió recientemente el columnista en el diario croata Vecernji List.

 

RELAX Y TERMAS

(Foto: dpa)

No es necesario estar enfermo para disfrutar de los efectos saludables de un baño termal. En Dobrna, en la estación termal más antigua de Eslovenia, es posible relajarse sanamente o prevenir enfermedades. También los alrededores de la ciudad y la cercana capital, Ljubljana, tienen muchas cosas que ofrecer. Aquí hay relajación para el cuerpo y la mente, para compensar durante las vacaciones el estrés de la vida laboral cotidiana. Los baños termales de Dobrna son los más antiguos del país. Ya los romanos conocían sus efectos benéficos. En el siglo XIX, Luis Bonaparte, un hermano de Napoleón, disfrutaba de las ventajas del baño ritual, que dura 15 minutos. Hoy, el visitante se siente trasladado a viejos tiempos cuando entra en los baños de mármol de la estación termal. En el centro, en una pequeña sala bajo una cúpula, hay una fuente de piedra. El agua, de 35 grados centígrados, sale a borbotones desde una profundidad de 1.200 metros.

En el “Hotel Vita”, al que pueden acceder todos los visitantes de la estación termal, hay varias piscinas, una amplia sauna y un área de wellness. “Siempre es mejor prevenir que curar”, dice Jože Duh, director del centro médico. La combinación entre tranquilidad, naturaleza y relejación crea para ello un marco ideal. Es un refugio para el silencio y la recuperación. Quien después de algún tiempo esté cansado de tanta tranquilidad puede realizar otras actividades en los alrededores de Dobrna. Ljubljana está situada a una distancia de solo 80 kilómetros y es muy apropiada para una visita de un día. Más cerca, a 20 kilómetros, se encuentra Celje, que con su pasado lleno de historia ofrece al turista varias atracciones. Y cuando los pies están cansados, un baño termal relajante es doblemente agradable.

| En la web: http://www.terme-dobrna.si

 

EL ENCANTO DE BLED

(Foto: Pixabay)

Este lugar parece sacado de otro mundo. Bled es un pueblo con poco más de 5.000 habitantes ubicado a orillas de un lago glaciar al pie de los Alpes Julianos. La belleza del propio lago ya debería ser gancho suficiente para atraer al viajero, pero lo que le ha dado verdadera notoriedad al lugar es la singular ubicación de su iglesia en medio de las cristalinas aguas y de su castillo en lo alto de las rocas. Desde sus muros las vistas son impresionantes, desde arriba veremos las plenas, barcas típicas eslovenas, navegar hasta llegar a la Isla de la Asunción, coronada por la pequeña iglesia que lleva el mismo nombre. Cuenta una leyenda que en este islote los habitantes adoraban a Ziva, diosa del amor y la fertilidad, posteriormente se convirtió en un lugar de peregrinaje, hasta que a principios del Siglo XX fue elegida por la aristocracia como destino de bienestar y relax, convirtiendo en una ciudad balneario, no es de extrañar ya que en uno de los lugares más bellos de país.

| En la web: https://www.slovenia.info/es/

 

CAVERNAS IMPRESIONANTES

(Foto: dpa)

Miles de personas visitan cada año las cuevas de estalactitas y estalagmitas de Postojna, que fueron descubiertas hace casi 200 años por Luka Cec. “Aquí hay un nuevo mundo. Aquí está el paraíso“, dicen que exclamó el espeleólogo cuando descubrió la cueva. Poco a poco se fue abriendo el sistema de túneles situados cerca de la ciudad de Postojna, que hoy son de los más famosos del mundo. El viaje al mundo subterráneo comienza para los visitantes en un tren. La locomotora de color rojo y amarillo tira de unos vagones con decenas de turistas. El tren eléctrico pasa por estrechos túneles junto a pequeños lagos. Después del viaje en tren sigue una caminata de dos kilómetros. Las diferentes cuevas tienen nombres como “Sala de Espagueti”, “Sala Blanca” y “Sala Roja”.

Cuando el grupo de turistas ha pasado por una sala de la cueva para entrar en la siguiente, un vigilante apaga la luz detrás de los visitantes. En este ambiente, con temperaturas de diez grados y una elevada humedad, nadie quisiera estar viviendo todo el tiempo aquí como los proteos. ¿Dónde está el bichito? Quien mire bien o simplemente tenga suerte puede descubrirlo en los lagos de la cueva, donde este anfibio, de unos 30 centímetros, nada en medio de la oscuridad. Sin embargo, el animalito es esquivo y no se deja ver fácilmente. Quien no haya visto el proteo durante la excursión por la cueva puede observar algunos ejemplares en un gran acuario.

| Galería de fotos

| En la web: http://www.postojnska-jama.eu/

 

EL REY DE ESLOVENIA

(Foto: dpa)

El monte Triglav, con 2.864 metros el más alto de Eslovenia, es la montaña nacional de la antigua república yugoslava y difícilmente existe otra en Europa que sea venerada de forma más intensa. La imagen estilizada del Triglav aparece en el escudo y la bandera de Eslovenia. Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, o incluso antes, los eslovenos peregrinan masivamente hacia la cima de la montaña, donde partisanos destruyeron en 1944 un mojón en la frontera entre Italia y Alemania e izaron la bandera eslovena. Décadas más tarde, el 26 de junio de 1991, hicieron lo mismo los luchadores por la independencia de la república yugoslava.

Hay muchas rutas que conducen a la cima. La más corta comienza en el valle de Krma y la más popular en el valle de Vrata. Sin embargo, el ascenso más bonito es al mismo tiempo el más largo y comienza en el valle de los Siete Lagos. El camino se inicia en la cascada de Savica. La primera cabaña adonde llegamos tiene una terraza con vista panorámica. Por la mañana vemos por la ventana las montañas resplandeciendo. El camino continúa por un bosque de pinos carrascos. Pronto, el valle se abre. En una depresión se encuentra el Gran Lago, un bonito motivo fotográfico.

| Galería de fotos

Deja un comentario