DESTINOS / INDONESIA

Fotos | Selajar, destino exclusivo de buceo y tesoro marino en peligro

Un arrecife frente a la costa de la isla de Selajar ofrece a los buceadores condiciones paradisíacas. Allí encuentran un tesoro biológico marino. Sin embargo, el arrecife está en peligro.

El arrecife coralino situado frente a la estación de buceo ofrece una gran diversidad biológica, porque la isla de Selajar está ubicada en el llamado triángulo de coral. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para: , ,

Jochen Schultheis descansa a la sombra de una palmera y observa a las salamanquesas cazando insectos. Lentamente va dormitando. De repente, sin embargo, salta y corre por la playa hacia el embarcadero. Con su lancha a motor se dirige a toda velocidad al horizonte. Algo está pasando allí.

Jochen vuelve a aparecer media hora después. Junto con sus compañeros sube al embarcadero mangueras de riego de varios metros de longitud con reguladores, junto con botellas de plástico y bidones sujetos por piedras y rellenos de un granulado blanco: el equipamiento de pescadores dinamiteros que matan peces con explosivos. Hay que estar vigilante día y noche, dice Jochen. “De lo contrario, también el arrecife que está aquí pronto va a quedar destrozado”.

¿Un arrecife destrozado? Quien pase solo una o dos semanas en la estación de buceo de Jochen Schultheis, en el corazón del archipiélago indonesio, difícilmente puede creerlo. El arrecife coralino situado frente a la estación de buceo ofrece una gran diversidad biológica, porque la isla de Selajar está ubicada en el llamado triángulo de coral.

Esta región, que a grandes rasgos abarca a las Filipinas, Papúa-Nueva Guinea y las islas orientales de Indonesia, es un tesoro biológico marino. En todos los recuentos de reservas biológicas en el mundo, los arrecifes del Triángulo de coral encabezan la lista en materia de diversidad de especies.

Las vacaciones para bucear serían perfectas aquí si al menos uno pudiese ignorar la amenaza a la que se enfrentan los océanos. Sin embargo, las señales del deterioro son innegables. No solo los pescadores causan daños en el arrecife. Por la noche, las olas arrastran hacia este lugar la basura de la civilización. Cada mañana se eliminan con rastrillos en la playa las bolsas de patatas fritas y las botellas de plástico para que no alteren el idilio vacacional.

A Jochen también se debe que el arrecife coralino frente a la costa sureste de Selajar aún se encuentra en buen estado. El profesor de buceo, originario de Alemania, pasó por aquí hace más de 20 años, más bien por casualidad. En realidad, quería abrir una estación de buceo en el parque nacional marino Taka Bonerate, situado a unos 60 kilómetros al sureste de Selajar. Sin embargo, practicar el buceo allí le decepcionó, dice. “En el camino de regreso a Sulawesi echamos el ancla aquí y realizamos una primera inmersión“.

Desde principios de este siglo, Schultheis regenta su Selayar Dive Resort. A iniciativa suya, tras mucha insistencia, se aprobó entonces una ley que protege el arrecife, o mejor dicho, un tramo costero de siete kilómetros de longitud. Aquí está prohibido pescar. ¿Pero qué significa esto en Indonesia? Hay mucha pobreza en islas apartadas como Selajar.

Esta tarde vamos a bucear en el límite de la reserva natural“, dice Jochen mientras la lancha a motor se va alejando del embarcadero. Jochen cambia la posición de la palanca y después de deslizarse el bote durante unos cinco minutos llegamos a la zona de buceo. Desde arriba no se ve la diferencia pero el escenario bajo el agua es deprimente. El arrecife ha perdido sus colores. Se parece a una escombrera. El suelo está cubierto por pedazos de coral desprendidos de color blanco tiza.

Algunos pececitos nadan entre los escombros. El ambiente vuelve a ser más interesante cuando nos adentramos nuevamente en la reserva natural: una serpiente de mar persigue a unas percas y bajo una saliente dormita una tortuga. De repente oímos un ruido sordo, y otra vez. Bajo el agua, el sonido se expande más rápidamente que en el aire. Las explosiones se producen a gran distancia. Todavía.

 

LO QUE HAY QUE SABER

Dónde está. La isla de Selajar está situada al sur de Sulawesi. Un viaje al Selayar Dive Resort es una excursión aventurera a una región apartada. Al resort solo se puede llegar en barco.

Cómo llegar. En avión a Yakarta, la capital de Indonesia, y allí tomar un vuelo a Macasar, la capital de Sulawesi. Después, ir en minibús al puerto de Bira, un viaje de unas cinco horas, y desde allí continuar en lancha a motor al resort. El día fijo de la semana para las llegadas y salidas del resort es el viernes.

Datos. Cuándo viajar: Debido al mozón, el resort cierra todos los años de mayo a mediados de octubre. Si vas a bucear, cada buceador tiene que llevar consigo un equipo completo de buceo.

Deja un comentario