Este pequeño bosque de 555 hectáreas fue durante mucho tiempo uno de los secretos mejor guardados de Bélgica, pero su disfrute se ha convertido en una aventura los fines de semana de abril entre grupos de escolares, bicicletas y fotógrafos equipados con grandes objetivos. (Foto: Pixabay)

Volver a la nota: El bosque mágico de Bruselas, víctima de su propio encanto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − cuatro =