La violencia llega al paraíso de los safaris en Kenia

La escasez de lluvias, la abundancia de vacas, y tampoco hay que obviar la cercanía de las elecciones generales en agosto, son factores que contribuyen a una situación tensa.

(Foto: Pixabay) [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para:

“Quemaron un pedazo de mi alma”, escribió Kuki Gallmann tras el ataque. La familia de la autora de “Siempre soñé con África”, que en la gran pantalla fue protagonizada por Kim Basinger, tiene una reserva en la provincia de Laikipia, en el centro de Kenia. No se trata de la primera reserva que es atacada por pastores nómadas que buscan pasto y agua para el ganado. La escasez de lluvias, la abundancia de vacas, y tampoco hay que obviar la cercanía de las elecciones generales en agosto, son factores que contribuyen a una situación tensa.

Un grupo de pastores armados entró junto con su ganado en el recinto del Laikipia Nature Conservancy, un espectacular paraje de 400 kilómetros cuadrados con manadas de elefantes, búfalos y cebras, que atraen a numerosos turistas de todo el mundo. Ahora se pueden ver leones descansando sobre el pasto seco. La sequía se persiste.

Al igual que el de la familia Gallamann, hay muchos ranchos similares en la provincia de Laikipia. La mayoría de ellos combinan la cría comercial de ganado con el turismo. Visitantes de todo el mundo vienen para poder observar a los animales salvajes. Los sangrientos ataques por parte de pastores nómadas están destruyendo este idílico paraíso de los safaris.

 

(Foto: Pixabay)

 

Desde enero varias granjas fueron blanco de ataques. Los atacantes incendiaron cabañas para los turistas de safaris y mataron a un granjero británico-keniano, Tristan Voorspuy, que también gestionaba safaris y al que dispararon cuando recorría a caballo el rancho Sosian para inspeccionar los daños que había causado el ataque del día anterior. Los pastores de ganado pertenecen a los Pokot y los Samburu, dos de las más de 50 etnias que existen en Kenia. En Laikipia se estima que hay unos 130.000 animales, que están acompañados por unos entre 5.000 y 10.000 pastores, informa dpa.

Según el Programa Mundial de Alimentos, unas 2,6 millones de personas se están viendo afectadas por la grave escasez de alimentos. Se trata del doble de hace un año. Laikipia figura entre las zonas más afectadas. Los pastores Samburu e Isiolo planean juntos los ataques, explica John Ole Monto, un trabajador social de la región. Los agresores no se ven sólo alentados por la necesidad, sino también por políticos que les incitan a tomar tierras, sobre todo por el diputado de la oposición Mathew Lempurkel.

Pero la situación es también sombría para muchos de estos pastores nómadas. Muchos de los animales mueren de sed o de hambre. “El ganado estaba ya débil cuando comenzaron los ataques”, precisó Constant. Las marchas debilitaron aún más a los animales. “A los animales les cuesta más energía comer”, agregó.

 

(Foto: Pixabay)

(Foto: Pixabay)

(Foto: Pixabay)

(Nota publicada el 12 de mayo de 2017)

Deja un comentario