El cuadro “Turner” (gimnastas), hecho por Gerhard Keil en 1939, muestra a cuatro hombres musculosos que visten ajustados pantalones de deporte. El arte aprobado por los nazis generalmente ocultaba todas las cosas desagradables de la vida, dice el director del museo Kunsthalle, Jörg-Use Neumann.

Volver a la nota: Un museo alemán exhibe el arte que le gustaba a Hitler

Deja un comentario