Si planeás viajar a Tailandia este año, que no sea en octubre

El ministerio de Turismo solicitó que ningún turista extranjero visite Bangkok durante ese mes a causa del funeral del rey Bhumibol Adulyadej.

El Gran Palacio de Bangkok. Foto: Pixabay [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Tailandia es uno de los destinos asiáticos preferidos por los turistas occidentales. El exótico Bangkok y sus paradisíacas playas y aldeas rurales constituyen el Norte de miles de viajeros al año. Pero el país, una monarquía gobernada desde 2014 por una junta militar, se encuentra en uno de los momentos más delicados de su historia tras la muerte del rey Bhumibol Adulyadej, quien reinó durante 70 años y murió el pasado 13 de octubre.

Los funerales del rey se celebrarán a finales de octubre de 2017. El ministerio de Turismo solicitó que ningún turista extranjero visite Bangkok durante ese mes para evitar las congestiones, ya que se espera que cientos de miles de tailandeses viajen a la capital desde todos los puntos del país. Según informó el diario The Nacion, las actividades militares y religiosas durarán varios días y se suspenderán actividades de entretenimiento, de cultura y otras ligadas al turismo. También cerrarán bancos, restaurantes y mercados.

Los funerales del rey durarán un año, lo que quiere decir que Tailandia se encuentra en pleno proceso de luto. Las colas de los tailandeses para ingresar al Gran Palacio de Bangkok son extremadamente largas. Cada día ingresas cientos de tailandeses hasta el templo principal del palacio para rezar ante la urna que contiene los restos del rey. Paralelamente, el palacio se encuentra abierto a los turistas (con ciertas restricciones), ya que es el punto más buscado por los viajeros en Bangkok.

Sin embargo, el palacio quedará cerrado al público del 25 al 29 de octubre, informó el Ministerio de Turismo, y el 26, día de la principal ceremonia fúnebre, fue declarado día de asueto nacional. Aquellos turistas que estén en Tailandia por esas fechas, deberían vestir en público ropa no llamativa (en lo posible, negra) y comportarse de forma respetuosa, no usar sombreros en palacio y guardar silencio cuando haya oraciones. La monarquía es considerada cuasi-divina por la mayoría de la población tailandesa, y cualquiera manifestación no luctuosa puede considerarse una falta de respeto.

En la actualidad, las atracciones turísticas están abiertas según lo habitual, aunque las medidas de seguridad se incrementaron en todo el país. Las redes de transporte, bancos, hospitales y otros servicios públicos -así como centros nocturnos, bares, restaurantes y hoteles- siguen operando según lo habitual, pero sufrirán grandes restricciones a medida que se acerque la fecha del funeral y los tailandeses comiencen a llegar en masa a la capital.

La mayoría de los tailandeses no conoció a otro rey más que a Bhumibol Adulyadej, quien murió a los 89 años. Respetado y amado como una figura cuasi divina, por lo que su muerte sumió al país entero en un profundo y prolongado período de duelo. Sus funerales serán una ocasión histórica y multitudinaria y ya se están preparando las ceremonias. El gran parque adjunto al palacio real, Sanam Luang, ya se encuentra cerrado al público porque allí se construye una pira funeraria de más de 50 metros de altura, y se utiliza también para recibir a los ciudadanos que llegan desde lugares remotos de Tailandia.

 

| Nota publicada el 29 de mayo de 2017

Deja un comentario