Estados Unidos

St Pete Beach, una joya de arenas blancas en EEUU

Sobre el Golfo de México y a noventa minutos de Orlando, una joya de arenas blancas es una de las mejores playas. Y desconocida para nosotros.

Vida de playa. Las familias, pero sobre todo las parejas, aprovechan la playa tanto de día como de noche. En el resort Trade Winds Island se celebran bodas y fiestas sobre la arena, con el mar como telón de fondo. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir: , , ,

Ideal para:

El sol se va y el horizonte se vuelve dorado sobre el agua del Golfo de México, una imagen que se repite cada tarde en las playas de St. Pete Beach, en el área que conocemos como la Bahía de Tampa, en el oeste de la Florida.

Atraídos por las compras, los negocios, las playas, los hoteles de lujo y los parques temáticos, desde hace décadas los argentinos eligen (y cada vez más) destinos del Estado de Florida, sobre todo, Miami y Orlando. Pero hay otros sitios que bien vale la pena tener en cuenta si se busca conocer algo diferente sin alejarse demasiado.

Es el caso de St. Pete Beach, que, vale aclarar, no tiene nada que ver con St. Petersburg. Si bien este balneario está dentro del área de St. Petersburg/Clearwater, bordeando el Golfo de México, se caracteriza por sus arenas blancas, aguas cálidas y calmas, estilo relajado y buen clima todo el año.

Para el ojo del viajero argentino, más acostumbrado a las playas del océano Atlántico, St. Pete Beach se ve diferente. La llegada al Golfo de México, oeste de la Florida es a lo grande. La bienvenida a la Bahía de Tampa es a través del Sunshine Skyway, considerado una de las maravillas arquitectónicas de Estados Unidos. Se trata de un puente colgante (al estilo Golden Gate de San Francisco), que fue considerado por Travel Channel como uno de los más espectaculares del mundo.

La ciudad situada en el condado de Pinellas tiene un “aire” mediterráneo, en particular, cerca de las 5 de la tarde, cuando el sol comienza a bajar y tiñe de dorado la escenografía. Como buen destino de playa, se puede practicar aquí todo tipo de deportes acuáticos, desde alquilar una lancha y probar suerte con la pesca, lanzarse en tobogán inflable en el medio del océano o simplemente nadar.

Un deporte muy de moda por estas playas es el Stand Up Paddle Board, que consiste en remar y remar, pero parado sobre una especie de tabla de surf. Muy cerquita de St. Pete Beach, allí donde el histórico Don CeSar (hotel de la cadena Loews que alguna vez funcionó como hospital de guerra) funciona como límite natural, comienza Pass-a-Grille.

De un lado, sobre la costa, son más de seis kilómetros de playas en un encantador refugio de casas de lujo, la mayoría de ellas con muelles privados, que surgen por detrás, y que la convierten en una especie de pequeña Venecia. Allí también es posible alquilar paseos para practicar snorkelling a la barrera Shell Key.

Los amantes del arte tienen una buena excusa para hacerse una escapada hasta St. Petersburg (una media hora en auto) y visitar el Museo Dalí, que reabrió sus puertas a comienzos de este año totalmente renovado, un sitio que AOL Travel eligió como “de los edificios que usted tiene que ver antes de morir”. El exterior tiene más de 900 paneles de vidrio de forma triangular, y ninguno de ellos idéntico al otro.

Muy cerca de St. Pete Beach, en Clearwater, hay una alternativa a los parques de Disneu: allí se encuentra el reconocido Marine Aquarium, donde se ve nadar al delfín Winter con su cola de prótesis, y cuya historia inspiró una película que recientemente se vio en los cines de la Argentina.

24 Comentarios en “St Pete Beach, una joya de arenas blancas en EEUU

  1. Pingback: A pocos pasos de Miami… | Turismo

Deja un comentario