La elaboración de la cerveza en Bélgica muchas veces fue un oficio de monjes católicos, y hasta el día de hoy todavía hay seis monasterios trapenses en los que se fabrica la tradicional cerveza trapense.

Volver a la nota: Para una buena cerveza, nada mejor que ir a Bélgica

Deja un comentario