Los turistas desafían el miedo al terrorismo en Londres

Según las últimas cifras, en abril de este año visitaron Londres un 42 por ciento más turistas que en el mismo mes del año pasado. En el primer trimestre de 2017 la cifra de visitantes extranjeros, unos 4,5 millones, alcanzó un nivel récord.

Ficha

Región: ,

| Noticia publicada el 24 de julio de 2017

Desde marzo de este año, 36 personas murieron en atentados terroristas en el Reino Unido. El terrorismo golpeó Londres en medio de un boom turístico: la caída de la libra después de que los británicos decidieran salir de la Unión Europea (Brexit) en un referéndum celebrado el año pasado abarató los precios y atrajo a muchos turistas a la capital del país.

Según las últimas cifras, en abril de este año visitaron Londres un 42 por ciento más turistas que en el mismo mes del año pasado. En el primer trimestre de 2017 la cifra de visitantes extranjeros, unos 4,5 millones, alcanzó un nivel récord.

La pregunta que muchos se hacen ahora es si ese impulso se verá ahogado por los recientes atentados terroristas. “Merlin Entertainments”, la empresa que gestiona la noria gigante London Eye y el museo de cera Madame Tussauds, registró una caída de las reservas nacionales inmediatamente después del atentado. Lo difícil de determinar es si el temor afectará también a los visitantes de otros países, puesto que aún no hay cifras fiables del turismo en junio y julio.

(Foto: Pixabay)

Sin embargo, Londres y Reino Unido parecen seguir siendo destinos turísticos sólidos. La empresa Forward Keys evaluó millones de datos de los sistemas de reservas de agencias de viaje de todo el mundo y concluyó que los atentados en el país sí tuvieron repercusiones a corto plazo en la tendencia de los turistas extranjeros. Sin embargo, “tres semanas después del atentado en el Puente de Londres, las reservas volvían a superar las del año pasado”, cuenta David Tarsh de esa firma.

La misma tendencia confirma también el touroperador alemán Tui. “No vemos ninguna repercusión, la demanda de viajes a Londres es grande. En la estación veraniega actual registramos un fuerte aumento de las reservas. Los turistas se benefician de la devaluación de la libra británica“, lo que abarata los costos del viaje.

Muy distinto fue lo que ocurrió tras los atentados de París en noviembre de 2015: entonces, las reservas cayeron en picado y se recuperaron después con mucha lentitud. Hasta ahora sólo puede especularse sobre los motivos de por qué en Londres todo ha sido distinto. El cambio favorable de la libra es para muchos turistas “un factor de atracción más fuerte que la intimidación por el terrorismo, opina David Tarsh.

A ello se agrega que como destino turístico Londres ofrece mucha más diversidad que otras ciudades. Los palacios reales, los museos de entrada gratuita, teatros y restaurantes son fuertes imanes para los visitantes.

Tampoco los turistas del Borough Market se dejan intimidar por los últimos acontecimientos: “Me encanta Londres y el mercado Borough es genial”, señala el estadounidense Devin Sullivan, de 29 años, asentado en Suecia desde hace años. “También sufrimos un atentado terrorista en Estocolmo y creo que si permites que te influya ganan los terroristas. Ya se sabe que las grandes aglomeraciones pueden ser un objetivo, pero estadísticamente las posibilidades de ser víctima de un ataque terrorista son muy bajas“.

“Naturalmente que los atentados terroristas son algo sobre lo que uno piensa y de alguna manera uno está más atento”, cree la estadounidense Haley. Creo que se puede decir que la gente observa su entorno más de lo que hacía antes. Sin embargo, esta azafata de vuelo de 25 años no evita explícitamente ningún lugar concreto. “Después iré al Puente de Londres“, aseguró.

EL PUENTE DE LONDRES

Es el más antiguo y más famoso de la capital británica sobre el río Támesis. El actual, último de una sucesión de puentes que llevan existiendo en esa ubicación desde hace unos 2.000 años, fue inaugurado en 1973.

En 1831 comenzó a funcionar uno que sustituyó a un puente anterior, y cuando éste dejó de ajustarse a las necesidades de la época fue vendido en 1968 a una compañía petrolera estadounidense que lo reconstruyó en el desierto de Arizona.

En 1973 se abrió el nuevo puente, que con sus cerca de 300 metros de longitud y varios carriles permite tanto a vehículos como a peatones cruzar de una orilla a otra. La estructura de hormigón conecta el distrito de City, en el norte de Londres, con Southwark, en el sur.

Una anécdota curiosa:London Bridge is down” (“el Puente de Londres ha caído”) es una frase en código que, por lo menos hasta ahora, se debía utilizar en caso de fallecimiento la reina Isabel II. La expresión alude a la canción infantil tradicional “London Bridge is Falling Down” (El Puente de Londres se va a caer)

 

EL MERCADO BOROUGH

(Foto: Pixabay)

Uno de los lugares más visitados por los turistas, el mercado de Borough está situado en las cercanías del Puente de Londres, en el barrio de Southwark. Es uno de los mercados de alimentación más antiguos de la capital británica.

Su amplia oferta de productos conquista a los paladares más exigentes. En él se puede comprar desde comida orgánica a pescado fresco, pasando por delicias típicas de la gastronomía inglesa. Es un lugar de encuentro habitual de turistas y locales debido a la gran cantidad de bares y restaurantes que hay en su entorno.

(Foto: Pixabay)

Deja un comentario