MATADEROS / BUENOS AIRES

Gauchaje al por mayor

Cada domingo, la Feria gaucha sigue ofreciendo artesanías, cosas ricas, música en vivo, danza y jineteadas. Fotogalería

En plena ciudad de Buenos Aires, en un par de cuadras, parecen concentrarse los sabores, olores, texturas, ritmos de muchas de las regiones de toda la Argentina. Hay que llegar a la Recova del antiguo Mercado Nacional de Hacienda (Av. de los Corrales al 6500, casi esquina Lisando de la Torre). Allí, a la vista del edificio que fue declarado Monumento Histórico Nacional, se monta la Feria de las Artesanías y Tradiciones Populares Argentinas, más conocida como la Feria de Mataderos.

Durante el invierno, cada domingo (y feriados) y, en verano los sábados, concentra 500 puestos de artesanos de todo el país. Ofrecen sus creaciones en lana, madera, plata, piedra, cuero, semillas, fibras, y hasta plástico reciclado presentados como objetos de decoración, ropa (alpargatas, sombreros de ala, boinas, bombachas de campo, y colorida indumentaria femenina), juguetes, instrumentos musicales… En ellos se combinan técnicas antiguas y estilos innovadores, lo gauchesco y lo cosmopolita. Asimismo, se cuelan algunas antigüedades, en particular, objetos camperos: viejas lámparas de aceite, tarros de leche, cinchas, boleadoras. Capítulo aparte, los exquisitos comestibles: aceite de oliva, quesos saborizados, frutas en almíbar, yerba orgánica…

Pero el encanto de este paseo, que arranca a las 11 de la mañana y comienza a deshacerse cuando cae el sol, no radica sólo en lo que se puede comprar y comer (hay deliciosas empanadas, humitas, suculentos locros, pastelitos, tortas fritas, todo rociado con vino patero o chocolate caliente, según se quiera).

Desde su inauguración el 8 de junio de 1986, ya se presentaron El Chango Farías Gómez, Cuti Carabajal, el Chango Spasiuk, la Sole… hasta Víctor Heredia y Ramona Galarza. La programación se lee en http://www.feriademataderos.com.ar. Entonces, se arma el baile, el zapateo y el zarandeo entre la gente. La mayoría de los asistentes son argentinos, aunque la voz ya se ha corrido y se advierten cada vez más extranjeros, fascinados con el ambiente ciento por ciento auténtico. Entre locales y foráneos, se calculan unas 8 mil personas, que cada jornada se mueven por este paseo.

Los puestos y la comida al paso suceden al aire libre, pero en la Recova y calles adyacentes, hay negocios con más artesanías, antigüedades, y restaurantes. Además, está disponible el Museo Criollo de los Corrales (Av. de los Corrales 6476), dependiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con piezas históricas en la industria de la carne en nuestro país. Ofrece talleres de pintura, guitarra y cerámica.

No faltan las demostraciones de juegos y destrezas a caballo, como jineteadas y carreras de sortijas. Los equinos dejan su inconfundible olor a campo en las calles laterales preparadas para los juegos, con un poco de aserrín. Y durante unas horas es fácil olvidarse que estamos en plena Capital Federal.

Pequeñas producciones, grandes sabores

En la Feria de Mataderos,el comprador tiene la posibilidad de disfrutar y de colaborar con las pequeñas producciones de todo el país, que viajan hasta los puestos que rodean la Estatua del Resero. Lejos de las grandes marcas, es la oportunidad de conocer y de apoyar a los emprendimientos de productores locales. Entre las delicias, no hay que perderse dulce de leche artesanal (algunos, con coco o chocolate), de Como en el Campo, la variedad de mermeladas caseras que combinan cítricos y frutas poco frecuentes, como la pera o los quinotos; la pasta de aceitunas Copa, de Mendoza; la ensalada Caprese en conserva, de Secretos de Familia; miel de El Ceibo, de Banfield; y la deliciosa yerba Titrayjú, que llega a Buenos Aires directo desde una cooperativa de Oberá, Misiones. Así, la visita dominical puede ser no sólo un paseo por provincias argentinas, sino también por economías alternativas. Muchas de ellas, preocupadas por el cuidado del medio ambiente y la salud de los consumidores, reducen el uso de productos químicos.

Más información: http://www.feriademataderos.com.ar

 

CONOCÉ LA FERIA EN ESTA GALERÍA DE FOTOS

 

(*) Nota publicada en el Suplemento Turismo del Diario PERFIL el sábado 21 de julio de 2012.