TRAS EL HURACÁN #IRMA

Pérdidas millonarias en la industria hotelera por el impacto de los huracanes

El fenómeno ocurrido esta semana generó cuantiosas pérdidas a la industria hotelera en el Caribe. En muchos casos, las puertas de sus establecimientos fueron convertidos en refugios para la población.

Ficha

| Noticia publicada el 15 de septiembre de 2017

El huracán “Irma” generó numerosas pérdidas a la industria hotelera en el Caribe, que en varios casos abrió las puertas de sus establecimientos para convertirlos en refugios para la población, destacaron ejecutivos de las principales cadenas hoteleras en Buenos Aires.

El huracán impactó mucho en nuestra compañía ya que tenemos más de 200 hoteles a lo largo del recorrido que hizo ‘Irma“, declaró Ted Middleton, vicepresidente senior de desarrollo para Latinoamérica de la cadena Hilton, durante su participación en la Conferencia sobre Inversión Hotelera y Turismo de Sudamérica (SAHIC, por sus siglas en inglés) que cierra hoy en Buenos Aires.

Todos los hoteles de Hilton en el Caribe ya están sin embargo abiertos y operativos, mientras la empresa evalúa los daños que ocasionaron los huracanes “Irma” y “Harvey” en el Caribe y Estados Unidos, precisó Middleton. El Wyndham Hotel Group, con más de 8.000 hoteles en todo el mundo, registró daños en sus establecimientos en Puerto Rico y República Dominicana como también un nuevo hotel en construcción en Tortola, una de las islas Vírgenes Británicas, cuya inauguración deberá ser reprogramada, indicó Luis Mirabelli, vicepresidente para América Latina y el Caribe.

Los mayores destrozos se registraron en la isla holandesa de Saint Marteen. “En la isla quedó todo totalmente destruido“, lamentó el vicepresidente ejecutivo para Sudamérica de AccorHotels, Philippe Trapp. “Los daños, sobre todo en las islas francesas, fueron muy amplios. Quedaron de rodillas”, declaró Trapp.

Varios hoteles de Accor como de Wyndham sirvieron asimismo como refugio ante el paso de del devastador huracán. “Irma” también afectó a la conferencia en Buenos Aires, porque complicó la llegada de disertantes desde Estados Unidos, quienes debieron hacer numerosas escalas para buscar otra vía a los vuelos desde Miami suspendidos. Además, obligó a suspender la presencia de la delegación de hoteleros de Cuba, otra de las islas muy afectadas por el huracán.

Deja un comentario