RELATO DE VIAJE / FRANCIA

Un crucero inusual por el río más largo y salvaje de Francia

Bonito, natural y caprichoso: el Loira es el río más largo y más salvaje de Francia. Por ello, un crucero que pasa junto a castillos y viñedos también puede ser una pequeña aventura.

El Loira transcurre entre castillos e idílicos viñedos. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para: , ,

Concentrado, Benoît está sentado detrás de la enorme rueda del timón. Su mirada se dirige a los bancos de arena y a su panel de instrumentos. “El nivel del agua no es muy alto, pero lo vamos a lograr”, asegura. El capitán, de unos 35 años, ya ha navegado por el Sena, lleno de curvas, el Rin y el Ródano. Sin embargo, por su escasa profundidad y corrientes, el Loira es un río especialmente difícil. Benoît viene timoneando el “MS Loire Princesse” desde abril de 2015. El barco de rueda de paletas es el único crucero que navega por el río más largo de Francia. El viaje comienza en Nantes, en la costa atlántica de Francia, y termina en Saumur, la “ciudad de los caballos”, situada a una distancia de unos 150 kilómetros.

NANTES TIENE UNA RICA HISTORIA

La construcción de la impresionante Catedral de San Pedro y San Pablo en Nantes duró varios siglos.


Nantes es el lugar de nacimiento del autor de “La vuelta al mundo en 80 días”. Julio Verne nació a pocas calles del embarcadero, en la isla de Feydeau. Cuando Nantes aún se beneficiaba de la explotación de las colonias francesas, ricos comerciantes y navieros mandaban construir magníficas casas señoriales en esta pequeña isla situada en un afluente del Loira. Hoy, el afluente está rellenado de tierra pero las fachadas de las casas siguen luciendo sus múltiples esculturas de piedra.

El programa de visitas obligatorias incluye al imponente castillo de los duques de Bretaña con sus siete torres y el adarve almenado, de 500 metros de longitud, la impresionante Catedral de San Pedro y San Pablo, o el Passage Pommeraye, del siglo XIX. Con sus más de 1.000 kilómetros, el Loire no solo es el río más largo de Francia, sino también uno de los últimos ríos salvajes de Europa. Las fuertes corrientes, el bajo nivel del agua y los bancos de arena convierten la navegación en una pequeña aventura.

El crucero por el Loira termina en Samur, conocida como la “ciudad de los caballos”.


Actualmente, por el Loire navegan casi únicamente pequeños pesqueros y canoas. Los barcos para excursiones solo pueden navegar por el último tramo del río, entre Angers, Nantes y Saint-Nazaire. Desde abril de 2015 también lo recorre el “MS Loire Princesse”, que tiene 48 camarotes y es el único crucero en el Loira.

Benoît se acuerda muy bien de aquel 10 de julio de 2015.Ese día se juntaron ambos fenómenos: una corriente muy fuerte y un bajo nivel del agua”. El barco encalló en un banco de arena. No fue ningún drama sino solo una pequeña aventura, dice el capitán. Después de siete horas, el barco pudo ser remolcado. Los pasajeros mataron el tiempo tomando un baño de sol en la cubierta.

Los cruceros del “MS Loire Princesse” comienzan en primavera y terminan en otoño, dependiendo de las condiciones meteorológicas y de navegación. Saumur, el último destino del viaje, es la “ciudad de los caballos”, mundialmente conocida por la Escuela Nacional de Equitación “Cadre Noir”. La escuela tradicional francesa se fundó en 1824 y en 2011 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Benoît viene timoneando el “MS Loire Princesse”, el único crucero que navega por el río más largo de Francia, desde abril de 2015.


El “MS Loire Princesse” navega por el Loira desde Nantes hasta Saumur.


 

Deja un comentario