Paraísos de la conservación: los futuros parques nacionales de Aconquija y Traslasierra

La observación de la flora y la fauna silvestre, el senderismo, el campamentismo, la pesca deportiva, el turismo geológico y el botánico son algunas de las oportunidades que ofrecerán los futuros parques.

Fotos: APN [ Ver fotogalería ]

Los proyectos para crear nuevas áreas protegidas en Tucumán y Córdoba fueron aprobados por la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación. Se trata de los futuros parques nacionales Aconquija y Traslasierra, dos proyectos que ya fueron aprobados por las legislaturas provinciales a lo largo de este año. El próximo paso para que los proyectos obtengan sanción definitiva será su tratamiento en el Senado de la Nación y, en última instancia, la promulgación de la Ley por el presidente Mauricio Macri.

Aconquija: una joya de los destinos tucumanos

Tras el procedimiento constitucional, se establecerán tres nuevas áreas núcleo nacionales en el faldeo del Aconquija: dos ampliando significativamente hacia el sur el actual Parque Nacional Campo de los Alisos -que pasará a ser portal-, asegurando así la conservación de importantes cuencas hídricas de la provincia, y un área núcleo en el norte del gran Parque Nacional proyectado, representada por la Quebrada del Portugués, cedida por el Ministerio de Defensa.

Según la Administración de Parques Nacionales (APN)la serranía del Aconquija es un área importante para la conservación de la ecorregión de las Yungas“. “Sus recursos naturales y biodiversidad”, agrega la fuente, “son parte complementaria del desarrollo de las comunidades locales para asegurar su calidad de vida y la sostenibilidad de las históricas actividades productivas del pedemonte tucumano“. Uno de los grandes cometidos del futuro parque nacional es la conservación de la principal fuente de recursos hídricos para más de dos millones de habitantes de la cuenca del Río Dulce en las provincias de Tucumán y Santiago del Estero y numerosas poblaciones menores en el valle del Río Santa María, hacia el oeste.

El área alberga alrededor de 2.000 especies de plantas y diversos tipos de vegetación como bosques pedemontanos, pastizales altoandinos, selvas húmedas subtropicales y espetas arbustinas. Otros habitantes que pasarán a estar protegidos por Parques Nacionales son las poblaciones de felinos, osos meleros, pecaríes, guanacos y tarucas. La observación de la flora y la fauna silvestre, el senderismo, el campamentismo, la pesca deportiva, el turismo geológico y el botánico son solo algunos puntos del gran abanico de oportunidades que ofrecerá el futuro parque.

Traslasierra: una estancia transformada en parque

La “Estancia Pinas”, un tradicional paraje de la región cordobesa de es otra zona destinada a convertirse en parque nacional. La estancia se encuentra en el área de influencia de las localidades de Taninga y Villa de Soto, y cuenta con una superficie de 105.000 hectáreas. Según la APN, el futuro parque “alberga valores ecosistémicos sobresalientes de interés para la preservación y conectividad del corredor biogeográfico del Chaco Seco: bosques, arbustales, pastizales naturales y ambientes salinos“.

El predio rural fue propiedad del legislador Lisandro de la Torre y luego del empresario Juan Manubens Calvet. Se ubica en los departamentos Minas y Pocho y limita al oeste con La Rioja, en la ecorregión denominada del Chaco seco, una de las más amenazadas a nivel mundial y también de las menos conocidas por el turismo y público en general. En sus tierras, Calvet contaba con vestigios de la antigua cultura comechingón y una capilla del siglo XIX.

Hoy la vieja estancia sirve como refugio natural para 161 especies de aves, 24 de mamíferos y 30 de reptiles, y se sumará al Parque Nacional Quebrada del Condorito como la segunda área protegida nacional en la provincia mediterránea. También ocupa un papel protagónico en la conformación del Corredor de Conservación y Turismo del Norte de Córdoba, junto con el futuro Parque Nacional Ansenuza.

 

CÓMO SE CREA UN PARQUE NACIONAL

Para la creación de un Parque Nacional en la Argentina, la Legislatura de la Provincia que administra el espacio territorial seleccionado debe sancionar una Ley que ceda la jurisdicción ambiental al Estado Nacional, el cual, a través del Congreso Nacional, acepta dicha cesión por medio de una Ley que se debate en ambas cámaras legislativas.

Deja un comentario