El paisaje escondido que inspiró a «Avatar»

En China, los picos de Zhangjiajie inspiraron las montañas flotantes de la película más taquillera de la historia del cine. Fotogalería

En el 2004, Zhangjiajie fue incluido en el Geoparque Mundial de la UNESCO como uno de los parques geológicos más importantes del mundo. Foto: AFP [ Ver fotogalería ]

Por Stephan Mothe (*)

En el 2009, el director James Cameron emocionó al mundo con Avatar, la película animada que se convirtió en la más taquillera de la historia del cine y fue nominada a nueve premios Oscar. Recordada por los impresionantes paisajes del planeta “Pandora”, Avatar finalmente ganó las estatuillas doradas de mejor cinematografía, efectos visuales y dirección artística, por lo que una o dos cosas le debe a un lugarcito llamado Zhangjiajie.

Son más de 3.000 los picos de piedra arenisca que se extienden como columnas hacia el cielo y no pocos superan los 800 metros de altura; algunos hasta superan el kilómetro. Según Steve Messing y Dylan Cole, diseñadores de escenografía de Avatar, estos picos fueron la principal inspiración de las montañas flotantes de la película.

En otras épocas, los picos inspiraron incontables pinturas chinas. Según cuenta la versión oficial, la ciudad tiene una historia que se remonta a la dinastía Han, cuando el General Zhang Liang, perseguido bajo órdenes del emperador, huyó  con sus familiares y seguidores y se reasentó en esta remota zona. En chino, Zhangjiajie (张家界) justamente significa “dominio de la familia Zhang”. Hoy lo que una vez fue un impenetrable escondite abre sus puertas al mundo.

Los picos son parte del enorme Parque Nacional de Zhangjiajie, que cubre unos 630 km cuadrados.  El parque existe desde 1982, cuando se convirtió en el primer parque nacional de la República Popular China. Se encuentra dentro del Área Escénica de Wulingyuan que desde 1992 es reconocida por la Organización Educacional, Científica y Cultural de las Naciones Unidas (UNESCO) como Patrimonio de la Humanidad. La Administración Nacional de Turismo de China le ha concedido la calificación AAAAA, la marca máxima, y basta una sola mirada para entender porqué.

Rodeados de brumas debido al clima húmedo, los picos brindan un asombroso escenario para un recorrido a pie que llevará al intrépido viajero a encontrarse con cavernas escondidas, arroyos cristalinos y majestuosas cataratas. Para los entusiastas del trekking, el parque es realmente un paraíso, con kilómetros y kilómetros de senderos en los cuales cada paso revela una nueva e inigualable vista.

Para los turistas menos aventureros, algunos de los recorridos se pueden hacer en teleférico o con los buses del parque. Una de las principales atracciones es el Ascensor de los Cien Dragones, que según afirman en el parque, es el ascensor al aire libre más alto y pesado del mundo. Hecho de vidrio, fue tallado en la roca de un acantilado de 330 metros, desde el cual se puede observar la inmensidad del parque.

Algunas de las panorámicas imperdibles se encuentran en el Lago Baofeng, sobre el cual se ofrecen relajantes viajes en barco, y el Arroyo Látigo Dorado, a lo largo del cual se encuentran algunos de los puntos más pintorescos del parque. También es a orillas del arroyo donde uno puede disfrutar el melódico canto de las chicas locales, pertenecientes a la minoría Tujia.

Zhangjiajie se encuentra justamente en la provincia de Hunan, que es conocida no sólo por su picantísima comida, pero también por su increíble diversidad étnica, ya que es el hogar de 41 de las 54 minorías del país. Además de los Tujia, los Miao y los Bai habitan el área de Zhangjiajie. Estos tres grupos ofrecen al público espectáculos musicales en los cuales exponen sus tradicionales ropas, cantos y bailes. En cuanto las artesanías, los brocados de los Tujia son conocidos en toda China por sus intricados diseños, mientras que de los Miao resalta la joyería de plata.

Claro está, uno tampoco debería malgastar la oportunidad de probar los típicos platos locales, que incluyen cerdo ahumado, cordero salado, pollo picante, pescado agrio, arrolladitos de primavera, pepinos escabechados y sopa de calabaza. Imposible viajar con el estómago vacío.

Aunque sería medio complicado llegar a Pandora, llegar a Zhangjiajie se está haciendo cada vez más fácil. La ciudad cuenta con un nuevo aeropuerto que recibe vuelos desde las principales ciudades chinas y algunas otras ciudades asiáticas. Además se puede llegar por tren o micro de larga distancia. Una vez allá, como Zhangjiajie es una ciudad relativamente chica, uno se puede movilizar en taxi o haciendo uso de las diez líneas de ómnibus, que llegan al aeropuerto, la estación de tren, la terminal de micros, los hoteles y las atracciones.

Los mejores meses para visitar son abril y octubre, ya que el clima está en su versión más agradable durante la primavera y el otoño, cuando las flores florecen y las hojas enrojecen. El verano se caracteriza por las lluvias típicas del clima subtropical, y los caminos se hacen más peligrosos, pero quienes se aventuren serán premiados por la fascinante vista que brinda la niebla. En invierno, aunque el frío disuada a muchos, la nieve pinta de blanco el paisaje, dándole una belleza única.

 

GALERÍA DE IMÁGENES

 

(*) Especial para PERFIL.COM

5 Comentarios en “El paisaje escondido que inspiró a «Avatar»

  1. Pingback: La magia de las montañas chinas de Huangshan | Turismo

  2. laura | 22/12/2015 | 0:30

    que bonito
    la pelicula de AVATAR es muy buena
    yo ya la vi varias veces es muy ingenioso lo de las montañas esta impactante

Deja un comentario