6 parques nacionales y mil formas de contactar con la naturaleza en Semana Santa

Las áreas protegidas ofrecen complementar las escapadas breves con experiencias movilizadoras e inspiradoras en medio de la naturaleza. Guía para viajeros.

PUBLICADO EL 27/03/2018


Se aproxima un fin de semana extra largo y el otoño ofrece el entorno ideal para salir a conocer el país. Si el propósito de los vacacionistas es aprovechar estos días libres de Semana Santa para alejarse del ruido metropolitano y tomar contacto directo con la Naturaleza, lo mejor es visitar las áreas protegidas cercanas a los reconocidos destinos turísticos de la geografía argentina.

En las distintas regiones de Argentina, los Parques Nacionales, auténticas reservas de emociones, se presentan como una oportunidad para disfrutar de los más diversos paisajes a través de múltiples opciones para la contemplación y la recreación de un nuevo perfil de turista, que busca vivencias conmovedoras y sustentables.

 

Los Cardones, destino de altura

Los Cardones.


En el norte, uno de los paisajes característicos del circuito de los Valles Calchaquíes es el Parque Nacional Los Cardones. La cultura andina de los habitantes de la región, con sus destacadas expresiones artísticas y gastronómicas, recibe al visitante resaltando colores, aromas y sabores típicos.

La sede administrativa del Parque se ubica en Payogasta; uno de los puntos de acceso al tramo de la Ruta 40 que conecta, mediante un circuito de particular belleza, las ciudades de Cachi y Cafayate, sobre el centro-oeste de la provincia de Salta. Abarca una superficie de 64.117 hectáreas que albergan ambientes de las ecorregiones Altos Andes, Puna, Monte de Sierras y Bolsones y Yungas.

Se accede por las ruta nacional 68 y la provincial 33 y, a la hora de hacerlo, es necesario tener en cuenta que se asciende en altura desde el valle de Lerma (1200 m.s.n.m) hasta más de 3.000 m.s.n.m, en la Piedra del Molino por la famosa Cuesta del Obispo. Se recomienda transitar con marcha lenta para disfrutar de las inmensidades que ofrecen los puntos panorámicos del camino y, al mismo tiempo, poder adaptar el cuerpo a la diferencia de altura.

Una vez que se ingresa al parque, por la recta del Tin Tin se puede acceder a diversos miradores y senderos, entre los que se destaca Secretos del Cardonal, un sector de cardones que es de los más extensos de Sudamérica: cerca de diez mil hectáreas cubiertas por más de medio millón de ejemplares de este cactus de gran porte con forma de candelabro. Su utilización por parte de los pobladores revela la importancia cultural de este recurso, hoy protegido.

 

En el corazón del Litoral

Mburucuyá.


Los Esteros del Iberá representan una ecorregión de características únicas con valiosos componentes naturales y culturales, que consolidan a la región como un destino turístico con inmenso potencial para su desarrollo sustentable. Este “corazón del Litoral” se ubica en el centro-norte de Corrientes y tiene varios accesos viales para disfrutar de una experiencia ecoturística en plena evolución.

En la ciudad de Mburucuyá, que cuenta con variados servicios turísticos, se pueden realizar paseos en carro y en tren, caminatas al mirador de la Cañada Fragosa y cabalgatas por los alrededores. Además, se organizan visitas al Museo del Chamamé y al anfiteatro Eustaquio Miño, sitios emblemáticos de esta localidad, en la que anualmente se realiza la Fiesta Nacional del Auténtico Chamamé Tradicional.

A diez kilómetros del centro urbano, el Parque Nacional Mburucuyá ofrece una red de senderos autoguiados y áreas de uso diurno para disfrutar de un refrigerio en compañía de amigos y familia. Cuenta con un centro de visitantes en el antiguo casco de la estancia Santa Teresa.

Iberá


Continuando hacia el norte, la ciudad de San Miguel es la referencia para ingresar al portal San Nicolás del Parque Nacional Iberá, que cuenta con camping donde se puede pernoctar, quinchos con fogones y baños con ducha con agua caliente. No hay proveeduría ni agua potable, por lo que se debe ingresar con provista y otras necesidades básicas.

En el lugar, un grupo de prestadores locales realiza diferentes tipos de actividades en el portal: canoa a botador, paseos en kayaks, safari al Iberá y servicio de viandas para llevar a las excursiones.

Desde la ciudad de Ituzaingó se accede al Portal Cambyretá, que ofrece quinchos, agua potable y baños. El camino de ingreso se encuentra sobre la ruta nacional N° 12, a 15 km de Ituzaingó y 8 km de Villa Olivari. Son 29 km de tierra y arena, por lo que se recomienda ingresar con vehículos de doble tracción. Por tratarse de una huella vecinal, es obligatorio el cierre de tranqueras y guardaganados.

Los Esteros del Iberá, además de representar uno de los humedales más importantes del país, albergan especies con un frágil estado de conservación como el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas, el aguará guazú y una amplia variedad de aves.

 

Entre quebradas y cumbres

Quebrada del Condorito


Próximo a Carlos Paz, en el camino de las Altas Cumbres, se encuentra el Parque Nacional Quebrada del Condorito, que desde 1996 asegura la supervivencia de la población de cóndores cuyas nidadas y apostaderos colonizaron desde siempre los niveles más altos del cañadón de roca desnuda conocido como Quebrada del Condorito. En ese contexto, la planicie de altura de la Pampa de Achala es un inmenso colector de precipitaciones que forma las nacientes de importantes ríos de Córdoba.

Desde el Centro Interpretativo Achala se accede a los dos puntos de observación de cóndores sobre la Quebrada: Balcón Norte (con sendero interpretativo) y Balcón Sur (únicamente con guías de trekking), que están vinculados por una pasarela que cruza el río Condorito. Para quienes se aventuren con las caminatas, se encuentran disponibles los senderos interpretativos Piedra Libre al Zorro y Secretos Bajo tus Pies, ambos de dificultad media y baja.

Quebrada del Condorito


En este parque se permite el acampe libre en dos sectores del Área Noreste (Cañada del Hospital y Pampa Pajosa, cerca del Balcón Norte) y en la zona centro (La Trinidad, cercano a la seccional de guardaparques). Todas las áreas son agrestes, sin servicios y no está permitido hacer fuego.

La pesca recreativa se encuentra habilitada desde octubre hasta mayo y el permiso gratuito y obligatorio se solicita en el centro de informes de Achala. Las áreas habilitadas son: río Paso de las Piedras, arroyo La Trinidad, arroyo Achala y río de Los Condoritos.

 

Un viaje al pasado

Talampaya


La visita a este Sitio Patrimonio Mundial, reconocido como tal en el año 2.000 por la UNESCO, nos transporta en el tiempo en un fantástico viaje al Triásico.

Las inusuales formaciones de este parque nacional, con el Cañón del río Talampaya como eje principal, albergan un conjunto de fósiles correspondientes al período Triásico, iniciado 245 millones de años antes de nuestra era. Los vestigios de dinosaurios y de plantas permiten experimentar una aproximación inicial a la evolución de estas especies y su entorno geológico.

Talampaya


Existe una variada oferta de excursiones guiadas por distintos circuitos del parque, tanto en vehículos especialmente preparados como en bicicleta y a pie. Estas travesías tienen diversas opciones en sus tarifas y se cuenta con un servicio diario de ingreso promocional a la zona del Cañón, que debe coordinarse previamente. También hay paseos por los alrededores de Villa Unión para conocer la particular idiosincrasia de los pobladores rurales.

Se llega por la Ruta Nacional Nº 76, que une las localidades del oeste riojano con la ciudad de Patquía de la misma provincia. Esta ruta nace en el cruce de Los Baldecitos en su intersección con la Ruta Nacional N° 150, extremo sur del área protegida, y sigue hasta la localidad de Villa Unión, continuando rumbo al paso internacional Pircas Negras hacia Chile. La zona del valle del Bermejo es reconocida por su gastronomía y los típicos productos regionales elaborados con los frutos de la tierra.

 

En la fabulosa Patagonia andina

Nahuel Huapi


Este refugio de naturaleza y cultura resguarda una muestra representativa de los ecosistemas andino-norpatagónicos: bosques, estepa y alta montaña, así como también las cuencas hídricas y el patrimonio cultural. Con San Carlos de Bariloche como núcleo principal de los servicios, este parque nacional cuenta con el mayor número de prestaciones turísticas de todo el sistema.

Excursiones náuticas en una histórica embarcación que navega el lago hace 80 años, paseos grupales por los centenarios bosques andinos y la dimensión extraordinaria de los cordones montañosos que enmarcan cada una de las cuencas hacen posible diversas aproximaciones a la experiencia otoñal.

En 1903 el Perito Francisco Moreno donó las tierras que darían origen al primer Parque Nacional de Argentina, que en 1922 fue declarado como Parque Nacional del Sud. Finalmente, en el año 1934 el Congreso de la Nación sancionó la Ley de creación del actual Parque Nacional Nahuel Huapi. El Centro Cívico de Bariloche y las villas turísticas del resto del parque (Mascardi, La Angostura y Traful) facilitan el acercamiento del visitante a la historia del turismo en la zona.

 

Siguiendo la Ruta Azul

Monte León.


En la costa patagónica, entre la Ruta Nacional 3 y el Mar Argentino, el casco de la antigua estancia Monte León resalta con sus techos rojos en medio de la estepa que cae al Atlántico Sur.

Siendo parte del Circuito Ruta Azul, el Parque Nacional se ubica a unos 35 kilómetros al sur de la ciudad de Comandante Luis Piedrabuena, un Sitio Histórico Nacional al que en 1859 arribó el marino y donde por primera vez izó la bandera nacional en la Patagonia austral.

Monte León.


El río Santa Cruz desemboca en este punto, donde los pescadores encuentran un entorno privilegiado para la actividad. Una rara variedad de trucha llamada Steelhead (Cabeza de acero) convoca a mosqueros de todo el mundo por su particular tamaño, fortaleza y velocidad. Dentro del área protegida, desde el Mirador Cabeza del León se puede apreciar la particular geoforma que se asemeja a un león o a una esfinge y que le da nombre al Parque.

En el Sendero Pingüinera se puede obtener una excelente vista panorámica de toda la colonia de 60.000 parejas de pingüinos de Magallanes, mientras que en el Sendero Lobería es posible observar un apostadero de descanso de lobos marinos de un pelo y una excelente vista del mar con horizontes inconmensurables. También se aprecia en estos sectores costeros la Reserva Provincial Isla Monte León, que alberga una colonia de nidificación de cormoranes imperiales, gaviotas grises y cocineras.

Mirá la galería de fotos

3 Comentarios en “6 parques nacionales y mil formas de contactar con la naturaleza en Semana Santa

  1. julio | 28/03/2018 | 15:35

    Seria bueno que pongan también el Parque Nacional los Aliso que se encuentra en Concepción de Tucuman con el Aconcagua de fondo es una maravilla.Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *