La desconocida Novi Sad, junto al Danubio, un destino obligado para 2019

Fue incluida por la prestigiosa guía turística “Lonely Planet” en la lista de las 10 mejores ciudades para visitar el próximo año.

(Fotos: Pixabay) [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para:

Nota publicada el 31/10/2018


La sorpresa fue grande para los habitantes de Novi Sad, la segunda ciudad más populosa de Serbia y la capital de Voivodina, cuando la semana pasada fue incluida por la prestigiosa guía turística Lonely Planet en la lista de las “Diez ciudades” ideales para visitar en 2019.

La noticia fue ampliamente difundida en los medios de prensa serbios, que celebran que la ciudad a orillas del Danubio, designada como la capital europea de la cultura 2021, aparece en el tercer lugar de la lista.

Lonely Planet asegura que Novi Sad, que será la Ciudad Europea de la Juventud en 2019 y la Capital Europea de la Cultura de cara a 2021, es una urbe elegante pero, al mismo tiempo, fácil de llevar” y recomienda visitar el municipio de Petrovaradin y el “destartalado” barrio chino, reconvertido en un distrito de cultura alternativa.

Del 4 al 7 de julio albergará en su histórica ciudadela de Petrovaradin al famoso Exit, uno de los festivales de música juvenil más famosos de Europa. Además, en la capital de Voivodina se puede admirar el ambiente multicultural, animado y creativo, junto con la belleza de su centro histórico, sus monumentos y el río que la cruza.

“Novi Sad es una ciudad joven, con más de 80.000 estudiantes de diversas nacionalidades”, explicó el diario El País, “y aunque domina la arquitectura austrohúngara, el ambiente es mediterráneo (se la conoce como la Atenas serbia). La formidable ciudadela barroca de Petrovaradin cuenta con talleres de artesanía y 16 kilómetros de inquietantes laberintos subterráneos”.

La historia de la ciudad es extensa y muy interesante. Ya en la Edad de Piedra (alrededor del 4.500 a.C.) había asentamientos humanos en el territorio de la actual Novi Sad. Estos asentamientos estaban situados en la ribera derecha del Danubio, en el territorio de la actual Petrovaradin.

En 1929, Novi Sad se convirtió en la capital del Banato del Danubio, una de las nuevas provincias del Reino de Yugoslavia. Hungría y las potencias del Eje ocuparon la ciudad en 1941, pero fue de nuevo liberada en 1944. Desde 1945 es la capital de la región de Voivodina.

Devastada por los bombardeos de la OTAN durante la Guerra de Kosovo de 1999, Novi Sad perdió sus tres puentes sobre el Danubio, así como los sistemas de comunicaciones, agua y electricidad. Areas residenciales fueron bombardeadas con bombas de fragmentación varias veces, al tiempo que su refinería de petróleo fue bombardeada diariamente, causando una severa polución y graves daños ecológicos.

 

D.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *