El hotel Schani en Viena ofrece las posibilidad de seleccionar el tipo de habitación que el huésped prefiere. Los turistas podrán reservar una habitación con vista abierta, en la planta baja o más bien cerca del ascensor. Foto: Haefele by studio-kfh.de/Hotel Schani Wien

Volver a la nota: La robotización en los hoteles llegó para quedarse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *