Jean Paul de la Fuente: “Todos queremos conocer una Maravilla. Más aún si la hemos votado”

Jean Paul de la Fuente, alto ejecutivo de “New7Wonders” habla del impacto y significado de la elección de las 7 Maravillas Naturales en la Argentina. La elección culminará el 7 de mayo próximo.

De visita en el país, cuenta que “el concepto de voto por las Maravillas Nacionales lo estamos expandiendo por el mundo” y que Argentina es el primer país de América Latina donde el proceso está en marcha. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Nota publicada el 13/02/2019

Cuando irrumpe en un evento, espacio u oficina, Jean Paul de la Fuente instala un aura de bonhomía y ejecutividad. Es una buena combinación. Como Head of Value Development, su tarea es recorrer el planeta promoviendo el éxito de las diversas iniciativas de la fundación New7Wonders, la cual es responsable de la elección de las Nuevas 7 Maravillas del Mundo, las Nuevas 7 Maravillas Naturales del Mundo, las Nuevas 7 Ciudades Maravilla del Mundo, por mencionar solo algunas de ellas.

De visita en el país, cuenta que “el concepto de voto por las Maravillas Nacionales lo estamos expandiendo por el mundo” y que Argentina es el primer país de América Latina donde el proceso está en marcha. La elección de las 7 Maravillas Naturales Argentinas culminará el 7 de mayo próximo cuando se den a conocer los nombres de los 7 lugares (entre los 28 finalistas) que los votantes eligieron.

Éstos, como recalca De la Fuente, son para siempre: esto “no es como elegir un cantante en un programa de televisión, certamen que se repetirá nuevamente al año siguiente”. Entre las ventajas se encuentra el impacto económico, ya que impulsa la demanda turística, tanto dentro de la misma Argentina, como desde el exterior. Y supone una protección extra, “ya que la Maravilla, una vez que es elegida, no puede ocultar sus problemas o desafíos: si no pueden cuidarla, ¡no puede ser una Maravilla!”.

¿Cómo conociste a Bernard Weber y te integraste al equipo global de New7Wonders?

Bernard Weber y yo venimos del mundo de los medios, de la creación de contenido y del desarrollo de ideas innovadoras, y nos conocimos en la Feria más importante de contenidos del mundo en Francia en el año 2003. Inmediatamente, me di cuenta de que la idea de votar por las Nuevas 7 Maravillas tenía un gran potencial, y me dediqué a colaborar para que este proyecto se desarrollara exitosamente.

– Entendiendo que ya poseías experiencia en organizaciones globales, ¿dónde? ¿Y cuánto te sirvió para estos nuevos proyectos?

Mi carrera profesional se desarrolló en dos sectores importantes con perfil internacional. Primero, en agencias mundiales de publicidad, donde estaba a cargo de la cartera de clientes internacionales, asesorándolos respecto dónde invertir sus presupuestos multinacionales para los mercados de Europa, EE.UU. y Asia. Segundo, en el mundo de los negocios deportivos, donde asesoré entre otros, a la FIFA, al Comité Olímpico Mundial, y a equipos de fútbol como el Manchester United y de rugby, como los All Blacks de Nueva Zelanda. En todos estos casos, visualizando nuevas oportunidades para maximizar su rendimiento. Toda esta experiencia, más la diversidad cultural que me rodea (papá español, madre inglesa, criado en italia), mi formación Universitaria (Licenciatura y Master en Economía), y mi objetivo personal de desarrollar proyectos innovadores a nivel mundial, fueron la combinación perfecta para lograr que New7Wonders se consolide como un movimiento global.

New7Wonders desarrolló una vasta experiencia en el mundo en la última década, ¿qué has aprendido del esfuerzo y los resultados generar estas votaciones/consensos de grandes maravillas planetarias?

New7Wonders fue y es el primer voto global, y es el más importante e íntegro al día de hoy. Es accesible a todos, desde cualquier rincón del mundo, lo que implica un verdadero ejercicio democrático y popular que, a través del entusiasmo de las Campañas, proporcionó a todos los participantes una visión de cuántas maravillas -creadas por el hombre y naturales- posee nuestro mundo. Y con ello, no solamente tener la posibilidad de honrarlas, pero también (inclusive mediante el éxito económico de las Campañas) cuidarlas y preservarlas.

¿En qué medida crees que proyectos bienintencionados e inocentes -como la selección de maravillas naturales, ciudades maravillosas o los símbolos de la paz- pueden ayudar en un mundo donde vemos tendencias crecientes al encierro en muchas naciones?

No pienso que el mundo se está encerrando. Todo lo contrario, el ser humano es demasiado curioso e inteligente, y el internet (con todos sus desafíos) es una fuerza vital para que no existan fronteras. Por ejemplo, a través de nuestras Campañas de votos por las Maravillas, y ahora por los Símbolos de la Paz, mostramos un futuro próspero y positivo. Como bien dice Bernard Weber: “Luchar contra las fuerzas negativas, las hace ser aún más fuertes. Mejor enfocarnos y trabajar en vías positivas!”

Argentina es uno de los primeros países en los cuáles se eligen las maravillas naturales locales, ¿por qué piensas que esto es importante?, ¿qué efectos te atreves a predecir que puede tener en los sitios ganadores, sobre la base de tú experiencia previa?

El concepto de voto por las Maravillas Nacionales lo estamos expandiendo por el mundo; y si, Argentina es el primer país de América Latina que lo hace. El impacto que tienen las Campañas, y en particular en los sitios ganadores, es el de crear una gran demanda turística (y más), porque obviamente, todos queremos conocer una Maravilla, y más aún si la hemos votado. En el mundo, el impacto positivo de New7Wonders, según estudios independientes, se mide en miles de millones de dólares.

El planeta se ve cada vez más comprometido por variables de daño al medioambiente. Tomar conciencia de la belleza natural es un buen primer paso. ¿Crees que la gente está más dispuesta a realizar cambios cuando tiene conciencia de la fragilidad de sus maravillas?

Sí, incluso, no es simplemente un tema de conciencia, es un tema de visibilidad a la que se exponen; ya que la Maravilla, una vez que es elegida, no puede ocultar sus problemas o desafíos: si no pueden cuidarla, ¡no puede ser una Maravilla!

Volviendo a un votante en el proceso de selección de las 7 Maravillas Naturales Argentinas, ¿qué le recomendarías como criterio antes de elegir a sus 7 favoritos de los 28 postulantes.

Como toda decisión, creo que uno se basa en ¡la combinación de cabeza y corazón! Amor, pasión, pero también reflexionando respecto si, “¿esto realmente es una Maravilla?”. Ese concepto, desde la antigüedad de las Maravillas clásicas, es muy poderoso. No es como elegir un cantante en un programa de televisión, certamen que se repetirá nuevamente al año siguiente. Elegir una Maravilla es, como dice Bernard Weber, ser para siempre parte de la “memoria global”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *