CRUCEROS

Un crucero propulsado con GNL busca reducir las emisiones tóxicas

El Aida Nova es uno de los barcos más grandes del mundo en cuanto a capacidad de pasajeros. Los 2.626 camarotes tienen capacidad para 6.600 turistas.

En 2021 y 2023 Aida Cruises dispondrá de otros dos barcos propulsados por GNL. Esta forma de combustible es actualmente la mejor manera de preservar el medio ambiente, dijo el presidente de Aida Cruises, Félix Eichhorn. "Sin embargo creemos que a largo plazo podremos encontrar otras formas de propulsar un barco". [ Ver fotogalería ]

Ficha

Ideal para:

(01/03/2019) El capitán se muestra muy aliviado. El cruce desde Bremerhaven por Rotterdam a Portugal transcurrió sin problemas, y a pesar de un viento de frente a una velocidad de 40 nudos tampoco tuvo inconvenientes al atracar el buque crucero en el puerto de Lisboa. La maniobra de amarre no hubiese sido un tema para mencionar en cualquier otra situación, pero esta vez el capitán Boris Becker estuvo a cargo de un barco muy especial: el Aida Nova, el primer barco crucero propulsado exclusivamente con gas natural licuado (GNL), tanto en el puerto como en el mar.

Este tipo de embarcación es un paso importante hacia un turismo de cruceros más limpio. Las emisiones de partículas y óxidos de azufre se evitan casi por completo, además la emisión de óxidos de nitrógeno y CO2 es menor y el aceite pesado no se quema. La organización ecologista “Nabu” felicitó este desarrollo y destacó que durante el amarre el barco ya no libera gases tóxicos. Sin embargo afirmó que el GNL sigue siendo un combustible fósil y, desde el punto de vista de la protección del clima, no es bienvenido.

El Aida Nova es uno de los barcos más grandes del mundo en cuanto a capacidad de pasajeros. Los 2.626 camarotes tienen capacidad para 6.600 turistas. La compañía naviera persiste en el concepto que comenzó con Aida Prima y Aida Perla: vacaciones para todos. El barco como destino principal para cualquier perfil de turista: familias, parejas, jóvenes, personas activas o más exquisitas. La oferta debe abarcar a todos y ser muy diversa.

A bordo hay cinco restaurantes buffet incluidos en el precio del viaje, cinco restaurantes con especialidades, donde las bebidas cuestan extra, y seis restaurantes a la carta, donde se debe pagar por el menú y la bebidas. Además, hay un área de comida al paso con kebab, sándwiches o salchichas. El barco tiene 23 bares. En términos de entretenimiento, también hay una novedad: el restaurante Time Machine, donde se realiza un viaje a través del tiempo con la participación de actores. La entrada pasa a través de una sala que se sacude y tiene efectos de sonido simulando un ascensor.

También se amplió el Theatrium. El escenario de 360 grados en el centro del barco ahora tiene un llamado Túnel Mágico, una especie de ascensor por donde salen los artistas a escena. El Aida Nova es además el primer barco que tiene un estudio de televisión. Entre las opciones de entretenimiento se incluyen el “Beach Club” con música en vivo y la plataforma de aventuras Four Elements, con varios toboganes de agua y un jardín para escalar.

En el crucero siempre hay a disposición personal especializado para cuidar a niños de distintas edades. La zona de spa en el Aida Nova mide 3.545 metros cuadrados por un precio diario de 35 euros (40 dólares). Incluye un gimnasio al aire libre. El barco además tiene 21 tipos de cabinas, incluida una suite penthouse que ocupa dos cubiertas y terraza, así como suites junior con jardín de invierno. El diseño de los camarotes es moderno, claro y contemporáneo. Muchas áreas públicas a bordo son muy acogedoras. Aida quiere evitar la impresión de que un barco gigante es impersonal. Por ejemplo, los restaurantes individuales tampoco se ampliaron.

D.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *