Holanda recuerda a Rembrandt, el “primer instagrammer”, a 350 años de su muerte

Museos de Amsterdam y La Haya abrieron muestras especiales dedicadas al genio del impresionismo. Reúnen pinturas, dibujos y bocetos.

"La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp" es un cuadro del pintor neerlandés Rembrandt. Foto: Visit Holland [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

El Rijksmuseum de Ámsterdam (Holanda) abrió las puertas de su primera exposición de todas sus obras de Rembrandt, con motivo del 350º aniversario de la muerte del famoso pintor neerlandés, apodado el “primer instagramer”, sin quien las redes sociales no serían lo que son hoy en día. La exposición histórica, que reúne cerca de 400 pinturas, dibujos y bocetos, busca ilustrar cómo los innumerables autorretratos del maestro de la Edad de Oro de la pintura holandesa, y sus representaciones de su mundo circundante han inspirado y prefigurado los reflejos de la sociedad actual.

“Rembrandt ha sido el primer artista de la historia, inclusive podríamos decir el primer ‘instagramer’, que capturó su propia vida”, señaló el director del Rijksmuseum, Taco Dibbits. “Ningún artista ha realizado tantos autorretratos como Rembrandt. Pintaba a su familia, dibujaba a sus amigos, salía a la calle, al campo, e incluso nos dejaba entrar en su propia habitación, o nos mostraba a su esposa enferma”, dijo Dibbits.

La exposición, abierta al público desde el 15 de febrero hasta el 10 de junio de este año, será la última oportunidad de admirar serenamente su famosa obra maestra “De Nachtwacht” (“La Ronda de Noche” o “La ronda nocturna”), antes de que el enorme cuadro sea confiado durante varios meses a los restauradores. Pero también se trata de una rara ocasión para ver las obras menos conocidas de Rembrandt Van Rijn (1606-1669). “Por primera vez en la historia, exponemos en el Rijksmuseum todos los Rembrandt que tenemos: 22 pinturas, 300 bocetos y 60 dibujos”, dijo Dibbits citado por AFP.

Algunas obras ven la luz en raras ocasiones. “La luz hace palidecer los dibujos, por eso es que casi nunca los exhibimos. Una exposición así no volverá a verse en esta generación”, advierte. En las paredes de las numerosas salas que albergan la exposición hay cantidad de autorretratos, que representan al pintor desde la juventud hasta los días con los cabellos grisáceos, el rostro apenas iluminado y atormentado por la falta de dinero.

La exposición de la inmensa colección del artista podría también provocar reflexiones entre los visitantes sobre la época actual, en que las redes sociales son omnipresentes. “Si utilizo palabras como ‘selfi’ e ‘Instagram’, es porque Rembrandt bosquejó nuestra visión actual del mundo y la manera en que fotografiamos”, señala el director del Rijksmuseum. “Si Rembrandt no hubiera existido, aún estaríamos representando o intentando reflejar imágenes de dioses y diosas e historias de la antigüedad”, continúa.  “Rembrandt (con su trabajo) vuelve extraordinaria nuestra vida cotidiana (…)”, afirma Dibbits.

El museo Mauritshuis de La Haya, que presume de albergar una de la más famosas e importantes colecciones pictóricas de Rembrandt en el mundo, también se sumará a las celebraciones por el año del artista con dos exposiciones. La primera de ellas, “Rembrandt y el Mauritshuis”-abierta hasta el 15 de septiembre  2019-, exhibirá por primera vez en su historia, toda la colección de “Rembrandts” del museo en una sola exposición, y la segunda -en otoño- estará dedicada a Nicolaes Maes, uno de los alumnos de Rembrandt con más talento.

En la primera muestra mencionada, el visitante tendrá la oportunidad de observar, por primera vez juntas, las 18 obras del artista que el museo adquirió en su momento con atribución a Rembrandt, informó Visit Holland. Once de ellas siguen manteniendo la autoría y son verdaderas obras maestras, como la archiconocida ‘Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp’, `Saul y David’ y el último autorretrato del maestro en 1669. La muestra también incluye las cinco obras que no mantuvieron la autoría de Rembrandt y dos obras que todavía están en interrogante, y que raramente se exhiben.

Todas estas pinturas reunidas para la exposición pretenden mostrar cómo la percepción sobre Rembrandt ha cambiado continuamente a lo largo del tiempo. Si en el siglo XVIII sus obras volvieron a ser populares entre los coleccionistas, en el XIX fue gradualmente aceptado como un héroe nacional, un precursor del impresionismo; lo que llevó también a un renovado aprecio por su trabajo tardío, que se caracteriza por pinceladas amplias. En el siglo XX, los expertos comenzaron a establecer qué obras podrían o no deberían atribuirse a Rembrandt y, hoy en día, dependemos cada vez más de recursos tecnológicos avanzados, no solo para responder a la pregunta “¿Es un Rembrandt real?”, sino también para descubrir más sobre las ingeniosas técnicas de pintura del maestro.

D.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *