RUSOS AL VOLANTE

No, no es Buenos Aires: Moscú es la ciudad más congestionada por el tránsito

Los moscovitas pueden pasar más de 90 horas por año al volante, Hoy en día, el tráfico se volvió casi insoportable, con largas colas que inevitablemente se forman todos los días en las horas pico.

Foto: Yurchin/Pixabay [ Ver fotogalería ]

Ficha

Moscú es la metrópoli con el tránsito más congestionado del mundo. Es lo que se desprende de un estudio Global Traffic Scorecard, realizado por la empresa INRIX, una lista de los lugares del mundo que se encuentran “atascados” por los coches. Según la investigación, la capital rusa se lleva el maillot negro a la altura de los atascos de tráfico. En 2018, los residentes de la megalópolis rusa pasaron 210 horas al volante; 53 más que los de Estambul, que ocupa el segundo lugar en el ranking de congestión vial. Le siguen Bogotá (Colombia, 272 horas), Ciudad de México (México, 218 horas) y São Paulo (Brasil, 154 horas).

En el décimo lugar de la lista mundial de ciudades con mayor congestión vial se encuentra Roma. Sin embargo, la Ciudad Eterna ocupa el segundo puesto del ranking por el número de horas que los conductores pasan al volante (254), seguida de Bogotá, donde en 2018 estos pasaron 272 horas en coche, informó RBTH. Pero la tendencia no es nueva: Moscú es la ciudad más congestionada por el tránsito por lo menos desde hace una décadaEn 2017, por segundo año consecutivo, la ciudad rusa ocupó el escaño número dos entre las urbes más congestionadas del mundo, según una investigación de la empresa INRIX, que analiza datos de tráfico en infraestructura de carreteras y considera que en total los moscovitas durante el año anterior pasaron unas 91 horas en atascos.

A diferencia de algunas ciudades occidentales, Moscú no empezó a abordar los problemas relacionados con la motorización masiva hasta el nuevo milenio, cuando la situación con los embotellamientos ya había alcanzado un nivel preocupante. Y mientras que el coche en la Unión Soviética era considerado un bien de lujo que sólo unos pocos moscovitas podían permitirse –en 1987 el 18% de los habitantes de Moscú tenían uno–, en 2000 la cifra había alcanzado el 30%. Hoy en día, el tráfico en Moscú se volvió casi insoportable, con largas colas que inevitablemente se forman todos los días en las horas pico.

D.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *