CHINA AL DESCUBIERTO

El jardín secreto del emperador Quianlong abrirá sus puertas al mundo

Ubicado en la Ciudad Prohibida de Beijing, hasta ahora era el único rincón imperial privado construido para el retiro de un emperador y que permanecía cerrado al turismo.

Foto: AP [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

(26/02/2019) Un escondite de cientos de años en la famosa Ciudad Prohibida de Beijing, China, abrirá sus puertas a los visitantes de todo el mundo por primera vez en la historia. Se trata del Jardín Qianlong, que se construyó como sitio de retiro para el emperador del mismo nombre, tiene cuatro patios, elaboradas obras rocosas y 27 pabellones y estructuras, y ahora se está restaurando minuciosamente.

El jardín, como todas las dependencias del palacio imperial, fue abandonado en gran parte después de que el último emperador, Pu Yi, abandonó la Ciudad Prohibida en 1924. Construido entre 1771 y 1776 en anticipación a la “jubilación” del emperador Qianlong, con la intención de servir como una mini-Ciudad Prohibida dentro de la misma Ciudad Prohibida. Qianlong se convirtió en el soberano más antiguo de China (reinando durante 59 años, hasta 1796) y murió solo tres años después de abdicar a favor de su hijo, el emperador Jiaqing.

El Jardín ha sido transformado por el Fondo Mundial de Monumentos (WMF), que desde 2001 ha utilizado a varios colaboradores expertos para restaurar lo que describe como “algunos de los interiores más importantes y exquisitamente diseñados para sobrevivir relativamente sin cambios de la China imperial”. Según WMF, el complejo de Qianlong, que ocupa casi dos acres del cuadrante noreste de la Ciudad Prohibida, se llenó con muebles de un “tiempo considerado como uno de los más audaces y extravagantes períodos de diseño de interiores en la historia de China”.

El proyecto se está llevando a cabo en cuatro fases distintas, todas las cuales se espera que concluyan en 2020, el 600 aniversario de la Ciudad Prohibida. Definido como un “proyecto increíblemente significativo”, este nuevo espacio “brindará al público un acceso sin precedentes a uno de los sitios históricos más importantes de China” explicaron desde la institución que promueve la rehabilitación. Arrojará, así, un poco más de luz sobre el pasado y el futuro de la magnética Ciudad Prohibida.

D.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *