GOURMET

El ramen, los fideos japoneses que están de moda en todo el mundo

El boom del ramen comenzó en Japón hace unos 15 años. Hoy en día se estima que hay unos 200.000 restaurantes de ramen.

Esta variante de ramen incluye pechuga de pato, hongos shiitake y salsa de soja tipo shoyu. Fotos: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Aparte del sushi hay otra especialidad japonesa que se extiende por muchos países: los fideos amarillos que nadan en un bol junto a todo tipo de verduras, carne o pescado. Pero atención, el ramen no se come con cuchara, sino que se sorbe. Además, es ideal para los días fríos: un tazón humeante de caldo fuerte con una gran porción de fideos y un acompañamiento de lo más variado. Estos son ramen, las sopas de fideos japonesas.

En Europa se están abriendo bares de ramen en diversas ciudades, dedicados sólo a este popular plato japonés. El ramen consta básicamente de cuatro componentes: un caldo fuerte, un condimento, fideos y un variado acompañamiento que puede ser de verduras, carne o pescado. El caldo es la base de la sopa. Que se haga a base de huesos de cerdo o de pollos enteros tiene menos importancia que el hecho de que realmente se cocine durante mucho tiempo y que esté compuesto por buenos ingredientes.

Tare, una salsa dulce tradicional japonesa, es el nombre del condimento que le da al caldo su sabor característico. También en este caso, la regla general es que entra todo lo que a uno le gusta. Así tienen cabida también condimentos clásicos como salsa de soja, los aceites aromatizados o las pastas de especias.

El ramen tipo miso suele venir con huevo y maíz. 


Lo especial de los fideos de ramen, que también dan nombre al plato, es que están compuestos únicamente de harina de trigo, agua y Kansui. El Kansui es un agua rica en carbonato de potasio y sodio que confiere a la pasta su característico color amarillento. Los aderezos populares incluyen rebanadas de panceta de cerdo cocida, brotes de bambú, cebolletas y huevos.

El chef japonés Haruhiko Saeki abrió en 2007 en Alemania el primer bar de ramen del país centroeuropeo. Entonces, el restaurante sólo contaba con unos pocos invitados japoneses. Hoy en día la gente hace fila para entrar y ahora hay 20 bares “Takumi” por toda Europa. El boom del ramen comenzó en Japón hace unos 15 años. Hoy en día se estima que hay unos 200.000 restaurantes de ramen. Desde hace algunos años, Haruhiko Saeki percibe que esa tendencia también se está expandiendo en Europa.

Los amantes de la cultura japonesa como la bloguera Daniela Langkamp señalan que el ramen cuenta con tanto predicamento porque “es fácil y rápido de preparar, sólo se necesitan unos pocos ingredientes y es barato de producir”. A ello se suma que el interés en Japón ha aumentado considerablemente y desde Europa resulta más fácil y barato viajar a Japón y conocer su cultura.

La variante “tampopo” incluye panceta, cebolletas y nori.


Muchos turistas asocian el ramen con un plato auténtico de Japón, que también les gustaría tener en casa, sólo por el recuerdo. Para el gastrónomo Stevan Paul esta sopa de fideos es muy agradable: “suave, caliente, no hay que masticar nada, es una verdadera comida reconfortante y siempre viene con una dulzura ligera, algo que atrae mucho a la gente”.

¿Se puede preparar el ramen también en casa? Eso es exactamente lo que Paul intentó en su libro “Mi cocina japonesa”. Con mucho respeto por la cocina, desarrolló una receta de ramen que prescinde de las algas Kombu y el dashi, dos ingredientes que le dan a la sopa su especial sabor umami, pero que a menudo son difíciles de encontrar en buena calidad. Paul lo resolvió añadiendo anchoas y pan integral o de centeno.

En combinación con la salsa de soja, explica, tiene éxito una base aromática compleja, que sin duda recuerda a la original y produce un caldo aromático que sabe a Asia. Paul cree que el ramen acabará imponiéndose en la cocina diaria y observa que está viviendo un boom como el que ha habido con las hamburguesas. Y el chef Haruhiko Saeki está convencido de que la tendencia del ramen continuará. Él seguirá contribuyendo a ello con sus planes de abrir más restaurantes dedicados a estos deliciosos fideos.

(*) Por Julia Uehren/dpa

Seguí leyendo: Chefs con estrellas Michelin ante el desafío de un menú “saludable” para el planeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *