POLÉMICA EN BRASIL

Con la crítica de Bolsonaro, Brasil arrancó un carnaval anti-Bolsonaro

El mandatario, que subió al poder con el apoyo de las iglesias pentecostales y con un discurso de defensa de los valores tradicionales de la familia, fue objeto de burla y crítica en varios “blocos” de Carnaval de Río.

FOTOS: AFP [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

(07/03/2019) El presidente brasileño Jair Bolsonaro publicó un video en su cuenta de Twitter con escenas de subido tono sexual registradas en el carnaval junto a las cuales expresó su rechazo a esa fiesta popular. “No me siento cómodo al mostrar esto pero tenemos que exponer la verdad a la población, en esto se han convertido muchos bloques callejeros del carnaval brasileño”, posteó Bolsonaro. “Comenten y saquen sus conclusiones”.

Luego del texto aparecen imágenes de un hombre homosexual semidesnudo danzando en la calle mientras coloca un dedo en su ano antes de que otro se acerque y lo orine. Las imágenes desataron una ola de comentarios en los medios y las redes sociales donde se ubicaron entre los temas más tratados. En un tuit publicado este miércoles, en plena polémica, el mandatario preguntó: “Qué es ‘golden shower [lluvia dorada]’?”, un término que remite al acto de orinar sobre la persona con quien se mantiene una relación sexual. “El presidente Jair Bolsonaro posteó imágenes pornográficas en Internet (..) él tiene 3,4 millones de seguidores”, dijeron en radio CBN, del grupo de medios Globo.

“Yo no sé que motivó esta reacción escatológica del presidente, no se si fueron las protestas que hubo en los bloques carnavalescos, en todo caso es una reacción muy inapropiada”, afirmó la periodista Vera Magalhaes del diario Estado y otros medios. “Internautas denuncian video obsceno sobre carnaval posteado por Bolsonaro”, tituló en su portada on line el diario Folha de San Pablo. “El video de causó cierta perplejidad en congresistas y diversas autoridades que fueron consultadas en Brasilia”, señaló una periodista de radio BandNews.

Algunos de los mensajes críticos acusaron al mandatario de usar una escena aislada para desprestigiar el carnaval. Otros le reprocharon una falta de decoro al no haber colocado la alerta de contenido no apto para menores y preguntaron si la publicación viola las reglas de Twitter. “Bolsonaro, mi nieta de seis años se enteró de esta escena en su Twitter. Ella y otros millones de niños cuyos padres le siguen a usted. Quiero ver cómo el Presidente de la República le va a explicar lo que vieron. Necesitas tratamiento médico con urgencia”, denunció el conocido periodista Fábio Pannunzio.

En un breve comunicado la Presidencia resaltó que la publicación fue hecha en la “cuenta personal” del Presidente y que la misma no buscaba “criticar el carnaval de forma genérica, sino de caracterizar una distorsión clara del espíritu del rey Momo, que simboliza el tono relajado, la ironía, la crítica saludable y la creatividad de nuestra mayor y más democrática fiesta popular”. Al principio, el video era de acceso libre, pero horas después apareció con visualización restringida. “Este es el retrato de la sociedad que el PT (Partido de los Trabajadores, izquierda) aplaudía. Gracias presidente por rescatarnos de este infierno!”, escribió por su parte @mjmacul_lima.

La conocida batalla del mandatario contra el carnaval dio lugar a que la multitudinaria fiesta se convirtiera en una pasarela de protestas anti-Bolsonaro. Las pasarelas de Río de Janeiro y São Paulo se llenaron de espectáculos inspirados en ideas y conceptos que el líder de la extrema derecha y sus seguidores menosprecian. El Brasil representado en el carnaval de Río por la Estação Primeira de Mangueira se llama Dandara, como la esclava que se convirtió en guerrera, y ya desde lejos se veía llegar un indio gigante presidiendo uno de los carros alegóricos. El rostro del país se describe en este samba como el de un indio cariri. Con 3.500 integrantes en acción, la agrupación etiquetó de invasión lo que siempre se ha vendido como descubrimiento, y honró a los que fueron de acero en los años de plomo de la dictadura militar.

El actor Pedro Monteiro, miembro de la escuela, participó cargando con un cartel que ilustraba uno de los versos de la composición presentada a concurso: “Brasil, llegó la hora de oír a las Marías, Mahins, Marielles, Malês”, en homenaje a Maria Felipa, heroína de la independencia de Bahía; Luísa Mahin, líder de la revuelta esclava de los malês, y la activista y concejala Marielle Franco, asesinada hace un año. Cerraba el desfile, ya casi de día, una bandera de Brasil desplegada entre una veintena de personas, con los colores alterados emulando los de la escuela –rosa y verde– y la inscripción “Orden y progreso” modificada por otra más cruda: “Indios, negros y pobres”.

Con tono más sarcástico, Paraíso de Tuiutí, escuela subcampeona el año pasado, escenificó sobre el sambódromo la historia real de una cabra elegida concejal de Fortaleza (Ceará) en 1922. “Salvador de la patria”, lo titularon. La última parte del espectáculo, dedicada a los movimientos sociales y a la conciencia ciudadana, incluía la pancarta popularizada tras la elección de Bolsonaro: “Nadie suelta la mano de nadie”. Emulando teléfonos móviles, y la importancia del whatsapp en los últimos comicios, también inmortalizaron mensajes como: “Dios encima de todos [en relación al eslogan del presidente], pero estoy a favor de la tortura”. Salgueiro, otra de las escuelas capitales del carnaval carioca, dedicó su desfile al orixá Xangó. “Viril y atrevido, violento y justiciero; implacable con los mentirosos, los ladrones y los malhechores”, describía la sinopsis oficial. Como Xangó imparte justicia, el espectáculo fue rematado a base de injusticias, emulando una manifestación de diversos colectivos marginados por la sociedad.

D.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *