LATINOAMÉRICA PELIGROSA

Cuatro de las cinco ciudades más violentas del mundo están en México

Tijuana y Acapulco encabezan el ranking de las 50 ciudades más violentas del mundo, con un promedio de 125 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2018.

En Acapulco, la segunda ciudad del ranking, se registraron 110,5 homicidios por cada 100.000 habitantes. [ Ver fotogalería ]

(14/03/2019) Cuatro de las cinco ciudades más violentas del mundo se encuentran en México, con Tijuana abriendo un listado en el que le sigue Acapulco y en el que la única ciudad fuera del país es Caracas, la capital de Venezuela, que se sitúa en la tercera posición. La ciudad que encabeza el listado tiene una tasa de 138,26 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2018, según un estudio publicado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México, que enumera las 50 poblaciones más violentas.

En Acapulco se registraron 110,5 homicidios por cada 100.000 habitantes, mientras que en el caso de Caracas la tasa fue de 99,98 por cada 100.000. Las cinco primeras plazas del listado las completan Victoria y Juárez. El estudio, en el que no aparece ninguna ciudad argentina, destaca la gravedad de la violencia urbana en México ya que es el país con el mayor número de ciudades en el ránking, 15 de las 50, desplazando a Brasil que durante varios años seguidos ha encabezado la lista de la ONG mexicana.

De las 50 ciudades del ranking 2018 se ubican 15 en México, 14 en Brasil, seis en Venezuela, cuatro en Estados Unidos, tres en Sudáfrica, dos en Colombia, dos también en Honduras y hay una de Guatemala, El Salvador, Puerto Rico y Jamaica. En Centroamérica hay una tendencia a la baja. Por ejemplo, la hondureña San Pedro Sula, que encabezó la lista de ciudades más violentas del mundo desde 2011 a 2014, rebajó su tasa un 75 por ciento desde 2013. Actualmente es la número 33.

Las también hondureñas Distrito Central y Tegucigalpa, que estuvieron entre 2011 y 2016 entre las diez más violentas del mundo, han salido de la lista. La ciudad de Guatemala, por ejemplo, ha reducido su tasa de homicidios un 54 por ciento desde 2010. En el ranking de 2018 solo hay dos ciudades colombianas: Cali y Palmira. El informe explica que la violencia persiste en el país sobre todo en algunas zonas rurales debido a la acción de grupos guerrilleros y bandas de delincuentes, pero destaca su tendencia a la baja. Por ejemplo, Cúcuta ha salido de la lista.

Brasil, a pesar de que tiene 14 ciudades entre las 50 más violentas, también mejora según el estudio. Porto Alegre, Campina Grande y Vitória han dejado la lista negra y otras como Fortaleza, João Pessoa, Maceió, Manaus y Natal han logrado fuertes descensos en la tasa de homicidios. El informe alerta sobre la situación en Venezuela y critica que las autoridades hayan dejado de publicar la estadística criminal. “En 2018 nos encontramos a un nuevo fenómeno que expresa la muy grave crisis que en todos los órdenes enfrenta Venezuela: la creciente incapacidad de contar sus muertos”, afirma la ONG.

El estudio identifica las buenas y malas prácticas para reducir la violencia, así como algunos falsos mitos. Las políticas erróneas, en su opinión, pasan por la legalización de las drogas, dar subsidios a los delincuentes y negociar con los agentes de la violencia. “Ni en Colombia ni en Honduras las drogas fueron legalizadas y experimentaron acentuadas bajas de la violencia”, aseguran. Y también recalcan que “los altos niveles de violencia ocurren también en ciudades en las que la pobreza ha bajado y ha mejorado el bienestar”.

D.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *