MEDIDAS ANTI-DESCONTROL

Mallorca, destino de fiestas, declara la guerra al exceso de alcohol

La propuesta también incluye otras medidas como la prohibición de las publicidades sobre el consumo de alcohol, en los locales, que sean visibles desde la calle.

Ficha

Región: , ,

(19/03/2019) Mallorca, uno de los destinos turísticos preferidos del Mediterráneo, se está preparando para el inicio de la temporada a finales de abril, y este año, el ayuntamiento de Palma le declaró la guerra al desenfrenado consumo de alcohol. Hace unas semanas la isla balear aprobó un nuevo catálogo de medidas contra los excesos de alcohol, que contempla fuertes multas tanto para los turistas como para los propietarios de los establecimientos de consumo de bebidas.

Los residentes y los dueños de bares y restaurantes apoyaron la medida, según reveló un sondeo realizado en la Playa de Palma. “Las reglas de comportamiento son necesarias lamentablemente para que unos pocos, que no saben cómo comportarse, aprendan a hacerlo. Solo así se puede mantener el turismo festivo, que en sí mismo no es malo”, dijo Gerlinde Weininger, directora de la cadena de restaurantes “Münchner Kindl”. El Ayuntamiento de Palma, capital mallorquina, sancionará con multas de entre 2.200 y 3.000 euros a quienes consuman alcohol fuera de las zonas delimitadas, para este fin, de los locales Biergarten (terrazas donde se sirve cerveza, principalmente) y de los comercios.

La propuesta también incluye otras medidas como la prohibición de las publicidades sobre el consumo de alcohol, en los locales, que sean visibles desde la calle. Su objetivo, además, consiste en evitar la ingesta de bebidas espirituosas en la vía pública, fomentar el consumo responsable y proteger a los menores, entre otros. Otros implicados, como los administradores del bar “Bierkönig”, saludó también la iniciativa de prohibir carteles con ofertas especiales como las de “happy hour”.

Se aplicarán reglas especialmente estrictas a los bares y cervecerías aledañas a la famosa calle del Pare Baromeu Salva, conocida como la “calle del jamón” de Palma, que en el futuro estará cercada para evitar que los turistas consuman sus bebidas en la acera. Desde hace varios años que los residentes insulares vienen pidiendo medidas más estrictas contra el consumo excesivo de alcohol. Estas reglas son un paso hacia una mejor convivencia, dijo Biel Barceló, jefe de la asociación de vecinos Playa de Palma.

D.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *